• Es el responsable de la adaptación y dirección de una nueva versión de La gaviota, de Chéjov, ambientada en la época actual.


Tras haberlo hecho anteriormente con Tres hermanas –que versionó como Un hombre que se ahoga– y Tío Vania –a la que tituló Espía a una mujer que se mata–, el dramaturgo y director argentino Daniel Veronese se enfrenta de nuevo a uno de sus autores favoritos, transformando La gaviota en Los hijos se han dormido.

“Me gusta Chéjov porque lo leo y siento que me hubiese gustado escribirlo a mí; porque al ensayar comprendo lo que dice; porque la energía y la proyección de sus personajes son tan humanas, que me hace quererlos a todos y, a la vez, despreciarlos. Es lo más parecido a la vida que he visto en teatro”, explica Veronese.

Susi Sánchez y Pablo Rivero.

Sin embargo, sus puestas en escena de los clásicos del escritor ruso no suelen ser convencionales. “Él es una luz a seguir; una solución a los problemas del hombre, pero siento que no puedo respetarlo tal cual 130 años después, para eso están los historiadores. Yo hago teatro, y me sirvo de él. Si todo ha cambiado tanto, ¿por qué no pensar que el espectador necesita recibir ese tesoro de otra manera?”, se pregunta el director.

Así, Veronese ha eliminado “personajes poco útiles”, modificado diálogos, y alterado algunas situaciones, dejando lo esencial del texto de Chèjov: “su mirada sobre la fragilidad de la condición humana; los duros desencuentros entre el deseo y la realidad; su humor y su melancolía”.

Elenco de lujo

Y es que, en esta función, “los protagonistas aman de forma equivocada: eligen a quienes no les pueden corresponder, y se equivocan también al elegir su vocación”, apunta el dramaturgo.

Malena Alterio, Diego Martín, Miguel Rellán, Pablo Rivero, Marina Salas, Alfonso Lara, Ginés García Millán, Malena Gutiérrez, Aníbal Soto y Susi Sánchez, son los encargados de dar vida a los complejos personajes de esta historia de desencuentros amorosos entre personajes de profesiones y relaciones cruzadas. Entre otros, una actriz egocéntrica; su hijo, aspirante a dramaturgo, que envidia al amante de su progenitora porque es un escritor consagrado; y una joven que sueña con ser actriz y se enamorará de la persona equivocada.



  • LOS HIJOS SE HAN DORMIDO
  • Naves del Español: Paseo de la Chopera, 14
  • HORARIOS: Martes a viernes, 20:30h. Sábados, 19:30h. y 22:00h. Domingos, 18:30h. 
  • FECHAS: Del 10 de octubre al 9 de diciembre de 2012
  • PRECIOS: Desde 18


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre