• Idílicos parajes naturales, fortalezas, castillos y espectaculares teatros
    al aire libre se convierten en el mejor escenario para disfrutar de las artes escénicas en la época estival.


Un año más, te invitamos a recorrer España a través de sus festivales de teatro y danza, una tradición veraniega que nos descubre la riqueza de nuestro patrimonio histórico y natural.

En julio podemos disfrutar de interesantes propuestas en dos de las cuatro ciudades Patrimonio de la Humanidad que tiene la Comunidad de Madrid. Hasta el 7 de julio es posible asistir a los últimos coletazos de Clásicos en Alcalá, con el original Tartufo de los georgianos Tbilisi Music and Drama State Theatre; el Tiestes inmersivo de Grumelot; los recitales poéticos de Alberto San Juan y Emilio Gutiérrez Caba; o deleitarnos con la interpretación que la actriz Carmen Gallardo ha hecho del rey Lear, en un multipremiado montaje de la compañía Atalaya.  

El Festival de Verano de San Lorenzo de El Escorial (6 de julio al 9 de agosto) presenta 16 espectáculos de danza, música y lírica unidos por la literatura. A destacar la versión de Antígona, de Sofocles, que ha hecho el Ballet de Víctor Ullate, y que también pasará por Mérida; el cuento musical El niño y la bestia, con el que la escritora Elvira Lindo se subirá al escenario y hasta cantará acompañada de una pequeña banda; o El Quijote del Plata del Ballet Nacional de Sodre de Uruguay. 

Otra ciudad reconocida por la Unesco, Salamanca, saca en verano el teatro y la música a su centro histórico, ocupando patios y plazas, y ofreciendo visitas teatralizadas a algunos de sus monumentos más representativos. Y en septiembre FiraTàrrega, en Lérida, se convierte en un escaparate de la creatividad escénica en las artes de calle.

«Sansón y Dalila», dirigida por Paco Azorín. Festival de Mérida 2019. ©Jero Morales
clásicos feministas

Los clásicos españoles del Siglo de Oro y sus coetáneos europeos volverán a revivir sus historias cargadas de sentimientos, ideas, lecciones y diversión, sobre los escenarios de ciudades castellanas como Olmedo (Valladolid) y Almagro (Ciudad Real) o navarras como Olite.

En la decimocuarta edición de Olmedo Clásico, que se celebrará del 11 al 21 de julio, la Villa del Caballero ofrecerá 16 espectáculos, elegidos por su “singularidad”, y en los que se ha buscado dar protagonismo a las féminas a través de las obras de tres dramaturgas: Ana Caro (Valor, agravio y mujer), Julieta Soria (Mestiza) y María de Zayas (La traición en la amistad, que será estreno absoluto, de la mano de Diágoras Producciones).

“Superfeminista” se pone también el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. Su director, Ignacio García, ha querido “abrir las costuras del Siglo de Oro para las mujeres”, y del 4 al 28 de julio contará con obras de 13 dramaturgas que escribieron durante el siglo XVII, y un total de 26 directoras contemporáneas. Además, el visitante podrá descubrir bellos rincones de este conjunto histórico-artístico mientras disfruta de la representación de un fragmento de El perro del hortelano en una inicitiva que han denominado El teatro de sus Mercedes.

En Olite, este año Shakespeare, Molière y Calígula convivirán, del 19 de julio al 3 de agosto, con La valentía, de Alfredo Sanzol; El último tren a Treblinka, de Patxo Tellería; Lorca, la correspondencia personal, de Juan Carlos Rubio; y La noche antes de los bosques, del gran exponente del teatro francés contemporáneo Bernand-Marie Koltès.

parajes idílicos

Sobre las milenarias piedras del teatro romano de Mérida podremos ver, entre el 27 de junio y el 25 de agosto, a José María Pou, Concha Velasco, Hernán Gené, Rafael Amargo, Lluís Homar o Pepe Viyuela, entre otros muchos, dando vida a textos de Shakespeare, Ovidio y Esquilo, y a míticos personajes como Sansón y Dalila, Dionisio, Cicerón, Prometeo o Antígona. 

Los Jardines del Generalife, en Granada, vuelven a programar un espectáculo dedicado a Lorca, que este año cuenta con guión y dirección de la actriz Rosario Pardo y la coreografía de Eva Yerbabuena. Entre el 18 de julio y el 31 de agosto, Lorca y la pasión, un mar de sueños pondrá en escena una reflexión sobre el amor femenino en la obra del poeta granadino por boca de la cantaora Marina Heredia.

Ara Malikian actuando en el castillo de Mora de Rubielos (agosto 2017). ©Marta Marco

Y a los amantes del maridaje  de las artes escénicas y la naturaleza les gustará saber que, del 8 al 21 de julio, el Festival Deltebre Dansa celebra sus quince años en pleno Parque Natural del Delta del Ebro. Serán 48 espectáculos de danza y circo, que incluyen a la bailaora y coreógrafa Rocío Molina; el estreno de Half of truth, de la pareja griego-mozambiqueña formada por Linda Kapetanea y Edivaldo Ernesto; Routes, de los austríacos Bodhi Project, que desafían a la gravedad dirigidos por Guy Nadar y María Campos; Russian Bar, de la aclamada compañía canadiense Barcode Circus Company; o Bal Trap, de los franceses La Contrebande, que jugarán con los límites del riesgo.

Música, danza y teatro también conquistarán los castillos aragoneses con nombres como b Vocal, Teatro del Temple, LaMov Cía. de Danza, María Luisa Merlo o Mariano Peña.

En una nueva edición del Festival de Teatro Clásico de Peñíscola (5 al 27 de julio), en el patio de armas del castillo de esta ciudad castellonense podrá verse El enfermo imaginario, de Molière, por la compañía Morboria Teatro, o Entre bobos anda el juego, de Rojas Zorrilla, por Noviembre Teatro y la Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Y por los recintos góticos y renacentistas del Castillo de Peralada (Gerona) pasarán, entre el 4 de julio y el 17 de agosto, el Ballet Mariïnsky de San Petersburgo; el Cirque Eloize y La Fura dels Baus.  


Un corral cervantino en el centro de Madrid

Del 26 de julio al 22 de septiembre, el Siglo de Oro regresa a Madrid en una nueva edición de Fiesta Corral Cervantes, un evento cultural y lúdico-festivo con propuestas teatrales y gastronómicas para toda la familia.

La Cuesta de Moyano vuelve a ser el lugar escogido para celebrar el certamen, que en esta edición acogerá casi una veintena de espectáculos, de compañías nacionales e internacionales. Será en el Teatro Corral Cervantes, una construcción efímera que este año se transforma en una réplica del Corral de Comedias de Almagro.

Estarán obras populares como El buscón, de Quevedo, dirigido por el Premio Nacional de Teatro Ramón Barea; El perro del hortelano y una dama boba, de Lope de Vega, ambientada en la estética rock de los años 80; El amor médico, de Tirso de Molina; Las mujeres sabias, de Molière; o El lazarillo de Tormes acompañado por guitarra flamenca, que vuelve tras el éxito cosechado el año pasado.

La danza estará presente en las sesiones golfas de los sábados con el espectáculo Cervantes baila, mientras que las noches de los jueves y viernes se reservan para la música con el ciclo Músicas de Oro en el Corral.

Además, las mañanas de los viernes y sábados Teatro Corral Cervantes acogerá las propuestas de las distintas formaciones que trabajan en el barrio del Retiro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre