• Coincidiendo con su lanzamiento editorial, el Teatro Español estrena la última obra del Nobel, basada en el Decamerón de Bocaccio.


Las relaciones entre las clases sociales, el humor, el amor, la lujuria y la sensualidad son elementos fundamentales de Los cuentos de la peste, un montaje que parte de la “visión personal” del escritor peruano de una obra literaria atemporal.

Vargas Llosa ha elegido una decena de cuentos del Decamerón, a los que él mismo y cuatro actores más darán vida sobre el jardín circular que ha ocupado el patio de butacas del Teatro Español, para convertir al público en invitado de una particular fiesta en una gran villa de La Toscana, en la que el mismísimo Bocaccio es el anfitrión, e intenta proteger a todos de la peste que invade Florencia.

El fin del mundo

Comer, beber y contar historias es la propuesta de este erudito para conseguir que sus invitados se diviertan mientras dure la enfermedad, “pensando que si viven en esa ficción, la peste no podrá alcanzarles, porque son personajes”, explica Joan Ollé, el director.

Pedro Casablanc es Bocaccio, y entre sus invitados, además del público, se encuentran el duque Ugolino (Vargas Llosa) y dos cómicos (Marta Poveda y Óscar de la Fuente), a los que ha reclutado para que les cuenten los cuentos.

Aitana Sánchez-Gijón es la condesa de la Santa Croce, “un espectro fruto de la mente del duque, que es el único que puede verla, pues está enamorado de ella”, explica la actriz.

Ilusión y realidad

Juntos nos trasladan a un mundo de ilusiones, donde la realidad se mezcla con la fantasía, mientras ante nuestros ojos los actores se transforman en monjas, eremitas, jóvenes que pierden la inocencia, bellezas sarracenas… y otros tantos personajes, con el único objetivo de “despertar” nuestra imaginación.

Una imaginación que no ocultará la realidad. Según Vargas Llosa, el mundo de Bocaccio “tiene bien hundidas las raíces en la vida”. Por eso, además de hacernos compartir un sueño, “nos forma y alecciona para entender mejor el mundo real, con sus miserias y grandezas, mostrándonos lo que anda mal o muy mal en él, y lo que podría y debería estar mejor”, dice el Nobel.

Los cuentos de la peste supone la cuarta producción del Teatro Español de una obra teatral del Premio Nobel, tras El loco de los balcones, protagonizada por José Sacristán; Kathie y el hipopótamo, por Ana Belén; y La Chunga, por Aitana Sánchez-Gijón.


Un Nobel sobre las tablas

“Desde joven, Mario siempre ha tenido unas terribles ganas, casi infantiles, de subirse a un escenario. Pero fue en una conferencia de Baricco en Turín, donde le vió representar pasajes de su obra acompañado de un músico, cuando se decidió a bajarse al ruedo”, relata Joan Ollé. Él es el director que Vargas Llosa eligió para acompañarle en una aventura que ha supuesto que el autor peruano haya participado ya en tres montajes: La verdad de las mentiras (2005); Odiseo y Penélope (2006); y Las mil noches y una noche (2008), siempre acompañado de Aitana Sánchez-Gijón, su musa, que también está en Los cuentos de la peste, su cuarta incursión en la interpretación, pero la primera como Nobel.

A ella se suman en esta ocasión Marta Poveda, Óscar de la Fuente y Pedro Casablanc, quien confiesa se unió al proyecto por la posibilidad de “compartir camerino” con un autor que admira desde que era adolescente. Sin embargo, a sus 78 años, Vargas Llosa confiesa que siente el pánico de la inseguridad, y todos los días se pregunta si ha tomado la decisión correcta. Porque la literatura no tiene secretos para él, pero al “vestirse” la piel de un actor dice sentir “muchos nervios, terror y pánico”.



  • LOS CUENTOS DE LA PESTE
  • Teatro Español: C/ Príncipe, 25
  • HORARIOS: Martes a sábado, 20:00h. Domingos, 19:00h.
  • FECHAS: Del 28 de enero al 1 de marzo de 2015
  • PRECIOS: De 12€ a 25


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre