• Ha escrito y dirige Los vecinos de arriba, protagonizada por Candela Peña, Pilar Castro, Xavi Mira, y Andrew Tarbet.


Los suspiros y gemidos de su ruidosa vecina alemana al practicar sexo, sirvieron de inspiración al cineasta Cesc Gay para escribir la que es su ópera prima teatral: Los vecinos de arriba.

“Al fin me desvirgo”, exclama Gay en tono jocoso en alusión a los jadeos y orgasmos que dieron paso a la escritura de su primera obra de teatro, que define como “una comedia muy divertida sobre la tragedia de lo que es el matrimonio”. En ella, el ganador del Goya a la mejor dirección por Truman toca con ironía y humor temas como la convivencia, la valentía, el sexo, el amor y las apariencias.

Polos opuestos

Protagonizada por Pilar Castro, Xavi Mira, Andrew Tarbet y una debutante en los escenarios Candela Peña, la función arranca la noche en la que dos parejas de vecinos quedan para cenar en el piso de abajo, propiedad de Ana (Peña) y Julio (Mira). Pese a la cita, acordada para agradecer a Laura (Castro) y Brian (Tarbet) su ayuda en la mudanza, el momento no es el más oportuno para los anfitriones.

Son “un matromino en crisis”, explica Mira. Llevan casados más de una década y tienen una hija en común. Julio es un músico frustrado que ha acabado dando clases en lugar de ser concertista, como quería, y “esa frustración profesional le provoca una amargura que afecta a su relación”.

Por contraste, la pareja formada por Laura, psicóloga, y Brian, bombero canadiense, va viento en popa. Llevan tres años juntos y tienen una vida sexual envidiable. “Son muy liberales y no tienen vergüenza ni pudor para hablar de sexo”, dice Tarbet, y esa desinhibición será la que haga explotar a sus nuevos vecinos.

La visita de Laura y Brian “provoca un tsunami que barre el apartamento y convierte a Ana y Julio en dos náufragos, pues deja al descubierto su distanciamiento y sus problemas de comunicación”, relata el autor. Sin embargo, Gay asegura que ésta es una función “esperanzadora”, que habla de “intentarlo pese a todo”.

Risas aseguradas

Él, que confiesa se rió mucho escribiéndola, dice haber empleado “un tono muy diferente” al de sus películas. “Hay mucha ironía, perplejidad, mucho de simulación, de lo inesperado, que recuerda a la comedia americana de los 40-50, a lo Cary Grant, que tanto me gusta”, apunta.

La obra, que se estrenó en catalán con otro elenco encabezado por su mujer, llenó el patio de butacas del Teatro Romea de carcajadas, y Gay espera que se repitan con este nuevo montaje, volviéndole a provocar un orgasmo como el que puso en movimiento su inspiración, lanzándole a su primera incursión en el teatro.


Cesc Gay

Es uno de esos cineastas muy atentos a lo que pasa a su alrededor. Sus películas llevan su marca personal porque, dice, han ido creciendo con sus inquietudes, y sólo dirige lo que él mismo escribe. En su filmografía se encuentran títulos como Krámpack, Una pistola en cada mano o la multipremiada Truman.

Los vecinos de arriba (Els veins de dalt, por su título original) supone su primera incursión en el teatro, una experiencia que tenía ganas de probar desde hace tiempo. Y el éxito ha sido tal que ya tiene ganas de arrancar un nuevo texto para subirlo a los escenarios.

En Barcelona vieron la función unos 70.000 espectadores en dos temporadas distintas, y ya anda en negociaciones con Argentina, donde dice, “tienen mucho interés en montar la obra”.



  • LOS VECINOS DE ARRIBA
  • Teatro La Latina: Plaza de la Cebada, 2
  • HORARIOS: Miércoles a viernes, 20:00h. Sábados, 19:00h. y 21:30h. Domingos, 19:00h. 
  • FECHAS: Del 7 de abril al 3 de julio de 2016
  • PRECIOS: De 10€ a 26


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre