• Respaldado por el éxito cosechado en Barcelona, aterriza en la Gran Vía madrileña el musical La jaula de las locas, que protagoniza y dirige el popular Ángel Llácer, con la dirección musical de Manu Guix.


“Todo un canto a la libertad y al coraje de nadar a contracorriente”. Así define Llácer este espectáculo, inspirado en la conocida obra francesa La cage aux folles, escrita por Jean Poiret en 1973, y convertida en musical una década después por Jerry Hermn y Harvey Fierstein.

soy lo que soy
Llácer en la piel de Zaza.

Brillos, encajes, plumas y mucha diversión, envuelven ese mensaje de “libertad, amor, respeto y tolerancia” que acompaña la historia de una pareja gay, formada por Georges (Iván Labanda), gerente de un club nocturno, y Albin (Llácer), la estrella transformista del local, y del problema que les surge cuando tienen que recibir a los ultraconservadores padres de la novia del hijo del primero.

Soy lo que soy es el tema que mejor plasma esa defensa del derecho a vivir como uno quiere, sin dar explicaciones ni tener que justicarse. Un tema que después han versionado cantantes tan conocidas como Gloria Gaynor, Paloma San Basilio, Marta Sánchez o Soraya Arnelas, entre otros. Y que aquí se encarga de interpretar el exprofesor de OT y actual jurado de Tu cara me suena, que dice sentirse “feliz” por ello, pues es cuando se siente “más yo”.

Su mayor dificultad a la hora de enfrentarse a este proyecto no ha sido compaginar la dirección con la interpretación, sino el tener que dar vida a un personaje que es “cuatro en uno”. Porque su Albin, que “es una persona extrovertida, exuberante, fresca, espontánea y muy amanerada”, tiene en Zaza su alter ego sobre el escenario del club, y la visita inesperada de sus futuros consuegros le obligará a disfrazarse en varias ocasiones: primero se hará pasar por el tío Al, y después por la madre del novio.

Con él, una veintena de artistas y 8 músicos prometen hacernos “felices” con esta “historia de amor”, que produce Nostromo Live y “engancha como Pretty woman”. Palabra de Ángel Llácer.


Llàcer-Guix, un tándem que funciona

Llevan veinte años trabajando juntos “desde la admiración mutua”, asegura Manu Guix. Coincidieron por primera vez en el musical La tienda de los horrores, estrenado en el año 2000 bajo la dirección de Víctor Conde, con un jovencísimo Llácer de 25 años interpretando al protagonista y un todavía más joven Guix (20 años) encargándose de la adaptación y dirección musical. Y sus carreras profesionales volvieron a coincidir en la academia de Operación Triunfo, que abrió sus puertas un año más tarde en TVE con uno como profesor de interpretación y el otro, de música.

Después de eso han colaborado en la creación de éxitos como El petit príncep (El principito), una versión musical del conocido relato de Antoine de Saint-Exupéry que en diciembre regresa a la sala Barts de la capital catalana; o Molt soroll per no res (Mucho ruido y pocas nueces), su particular adaptación de la famosa comedia de Shakespeare al universo del Hollywood de los cincuenta, con música de Cole Porter.

Además, esta temporada han estrenado en Barcelona una nueva versión del musical que los unió hace casi dos décadas. La productora es la misma que les ha respaldado en La jaula de las locas, y en las coreografías se les ha sumado otra profesora de OT con quien Llácer sigue compartiendo programa televisivo: Miryam Benedited.



  • LA JAULA DE LAS LOCAS
  • Teatro Rialto: Gran Vía, 54
  • HORARIOS: Martes a jueves, 20:00h. Viernes y sábados, 17:00h. y 21:00h. Domingos, 18:00h.
  • FECHAS: Desde el 4 de octubre de 2019
  • PRECIOS: De 24,90€ a 69,90


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre