• La cultura sorda y la cultura oyente se integran en Tribus, el “divertido e inclemente” texto de la británica Nina Raine que Julián Fuentes Reta sube al escenario del Teatro Valle-Inclán.


“El lenguaje nos une o nos separa. Puede ser un instrumento de comunicación o una barrera infranqueable, depende de cómo lo usemos”. Eso es lo que –a juicio del director maño– queda “meridianamente claro” en esta función, en la que hay distintas tribus (la familiar, la de oyentes y la de no oyentes) y se hablan dos lenguas: el castellano y la de signos.

Sobre el escenario se nos cuenta la historia de una familia formada por padre, madre y tres hijos, en la que el pequeño, Guille, es sordo, y ha sido criado sin saber el lenguaje de signos como una forma de “normalizarlo”. Pero la falta de esa herramienta de comunicación lo ha convertido en un ser desvalido y apartado de un clan “muy deslenguado y divertido, al que le gusta discutir y filosofar, aunque nadie se escucha” y donde él, pese a su sordera, es el único capaz de percibir los problemas intrafamiliares.

Hasta que todo cambia con la aparición de Silvia, que le descubre un mundo nuevo, haciendo que Guille encuentre su identidad fuera de las fronteras familiares, y poniendo patas arriba la estructura del clan.

Raine emplea la sordera como metáfora para hablar de incomunicación y segregación; y la familia como microcosmos representativo de una realidad social”, explica Fuentes Reta.

Desde 2015, él intenta llevar este texto al escenario. “Siempre quise a dos actores sordos para interpretar a los personajes con sordera de la función, y eso lo retrasó todo”. Finalmente, encontró a Marcos Pereira y Ángela Ibáñez, para completar una tribu a la que pertenecen Enric Benavent y Ascen López, como los padres de Guille; y Jorge Muriel y Laura Toledo, como sus hermanos.

Tras aprender a defenderse con la lengua de signos y ensayar con mascarillas transparentes para facilitar la lectura de labios, juntos estrenan esta “divertida, pero también dura” pieza, con un montaje donde los sobretítulos se convierten en un “elemento artístico” que lo hace “accesible a oyentes y no oyentes”, y donde el responsable de la versión española, Muriel, “ha trasladado la obra a la cultura hispanohablante”, incluyendo en las conversaciones familiares nuestros distintos acentos o la política de este país.


Otras tribus dispuestas a escuchar

La producción neoyorquina de 2012. ©Gregory Costanzo.
Dos de los protagonistas argentinos. ©Giampaolo Samá

Hija del poeta Craig Raine y nieta del novelista ruso Boris Pasternak, mundialmente conocido por Doctor Zhivago, Nina Raine ha contado que la idea de escribir la obra se le ocurrió tras ver un documental sobre una pareja sorda que iba a tener un hijo y esperaba que también fuera no oyente. Fue así como empezó a pensar que la familia era una tribu, cuyos miembros quieren transmitir valores, creencias y lenguaje a sus hijos, pero también hay otras tribus con sus propios rituales y jerarquías, difíciles de entender por los ‘forasteros’. 

Tribes se estrenó en 2010 en el Royal Court Theatre de Londres y después pasó al Off Broadway, obteniendo en 2012 el premio Drama Desk a mejor obra y el del Círculo de Críticos de Nueva York a mejor obra extranjera.

El argentino Claudio Tolcachir dirigió en 2015 una versión porteña, que estrenó en su teatro Timbre4.



  • TRIBUS

  • Teatro Valle-Inclán: Plazuela de Ana Diosdado s/n
  • HORARIOS: Martes a domingo, 20:00h. 
  • FECHAS: Del 6 de noviembre al 27 de diciembre de 2020
  • PRECIOS: De 10€ a 25
  • DURACIÓN: 1 hora 40 minutos


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre