• Paloma Pedrero ha escrito y dirige Transformación, una obra que refleja “el difícil camino hacia el ser” de las personas transgénero y sus familias.


“Quiero generar conocimiento para que haya aceptación y la gente deje de rechazar esta realidad, pues creo que el rechazo viene de la ignorancia”. Con este alegato la dramaturga y directora madrileña se ha propuesto abrir una ventana a un mundo que ella descubrió cuando hace algo más de año y medio su hija de 18 años le dijo que “era un hombre”.

Enriqueta Carballeira es la comprensiva abuela de Álex Silleras. ©marcosGpunto
Los personajes de Alan Castillo y Zack Gómez viven momentos diferentes. ©marcosGpunto
La función también muestra las reacciones de los padres. ©marcosGpunto
Visibilizar una realidad

Transformación nace de esa realidad que vivo, de las preguntas que comencé a hacerme y me llevaron a contactar con distintas asociaciones y a hacer un taller con chicos trans en la Fundación Caídos del Cielo, donde se quejaron de su invisibilidad”. Pero también se ha ido construyendo “con las experiencias de nuestros valientes actores trans”, explica Pedrero, quien con esta iniciativa espera aportar su “granito de arena” para que “aquellos a los que se les asigna el sexo femenino al nacer pero no se sienten niñas dejen de ser invisibles”.

Tirando de “humor” y “cariño”, la obra cuenta la historia de tres chicos trans en diferentes momentos de su “proceso de construcción de la identidad que desean y su relación con el mundo que los rodea”. Así, en la función no sólo se plantea el punto de vista de los protagonistas. También está el de los padres, los abuelos, las novias, los médicos…

Marc (Zack Gómez) no tiene ningún rasgo femenino visible. Lleva tiempo con testosterona, pero no se ha operado la zona genital porque, de momento, esta cirugía no funciona. Carla/Carlos (Alan Castillo) hace un año que inició el tratamiento de testosterona, pero no se ha operado el pecho porque no lo cubre la Seguridad Social. Y Alma/Leo (Álex Silleras) no quiere pasar por un tratamiento químico por el miedo a sus posibles consecuencias.

“No todos los personajes son heterosexuales, ni se enfrentan a las mismas realidades familiares y sociales”, aclara la autora, cuyo objetivo es “transmitir que las personas trans son gente normal, con sus complejidades, sus bondades y maldades; nada especial”.



  • TRANSFORMACIÓN

  • Teatro María GuerreroC/ Tamayo y Baus, 4
  • HORARIOS: Martes a domingo, 18:00h. 
  • FECHAS: Del 2 de octubre al 8 de noviembre de 2020
  • PRECIOS: De 12,50€ a 25
  • DURACIÓN: 1 hora 40 minutos


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre