• Experimentado guionista, y padre de dos niños, Tirso Calero trabaja en la adaptación al cine de una conocida novela mientras intenta transmitir a sus hijos su amor por los libros y las películas.


Justo antes de la cuarentena acababa de entregar sus últimos guiones de la serie Servir y proteger. Y es que, después de más de una década escribiendo ficciones diarias sin parar, el guionista y director ha decidido tomarse “un respiro” y “dedicar más tiempo al cine y al teatro”.

En junio, Malbec Ediciones publicará su segunda novela, Ozono, un texto de suspense apocalíptico y ciencia-ficción. Y en mayo tiene previsto comenzar los ensayos de Tarántula, un “thriller teatral en la línea de Agatha Christie” del que es autor y director, y que espera mantenga su fecha de estreno el próximo 4 de junio en el Teatro Reina Victoria de Madrid, con Armando del Río, Laia Alemany y Jon Arias.

Mientras tanto, Tirso Calero está centrado en la adaptación al cine de “un bestseller que va por su décima edición”: La sospecha de Sofía, de Paloma Sánchez-Garnica. Un proyecto del que aún no puede contar mucho más, pero que le tiene “muy entretenido”.

#YoMeQuedoEnCasa-tirso-calero
En su Twitter, se hizo eco de su último guión y de su próximo proyecto teatral.

Tampoco le dejan aburrirse sus dos hijos, de 4 y 10 años, a los que él y su mujer han tenido que poner “un horario con actividades”, y con los que intenta “jugar todo lo que puedo y contarles cuentos para acercarles poco a poco a la literatura”.

La tele también es “una gran aliada” en estas lides. Pero en su casa no sólo se ven películas de dibujos animados, porque Calero está intentando inculcar su pasión por el cine en su hijo mayor, mostrándole filmes “ya no tan infantiles”, como Diez negritos.

Además, nos confiesa que él acaba de ‘engancharse’ a un clásico como House of Cards, una serie que recomienda por “el recital interpretativo que da Kevin Spacey, pese a las acusaciones de ‘depredador sexual’ que acabaron con su personaje en la serie”. Y, como cinéfilo, se fija en Mula, de Clint Eastwood, quien en su opinión es “el último director de cine clásico”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre