• Natalia Menéndez dirige en el Centro Dramático Nacional la primera obra de teatro del absurdo: Tres sombresos de copa, de Miguel Mihura. La historia de un sueño que pudo ser y no fue.


Inspirándose en un viaje que había realizado con una compañía de variedades compuesta por “un ballet de seis chicas vienesas, dos negros y una domadora de serpientes”
–según especifica el propio autor en su introducción a esta obra–, Mihura escribió esta comedia en 1932, pero no fue estrenada hasta 20 años después. Lo hizo el Teatro Español Universitario, con dirección de Gustavo Pérez Puig, en el Español.

En el elenco de esa función se encontraba Juanjo Menéndez, padre de la directora de este montaje, que no dudó en elegir este título cuando el CDN le pidió que optara por una obra española del siglo XX.

el homenaje

Soy muy fan del absurdo y quería hacer este homenaje a mi padre, así que lo tuve claro”, afirma Menéndez.

Como en el estreno de su progenitor, la directora ha buscado a actores jóvenes, como Pablo Gómez-Pando, Laia Manzanares, o Fernando Sainz de la Maza, entre otros, para que compartan escenario con veteranos de la talla de Arturo Querejeta o Mariano Llorente, y den vida a esta historia, que transcurre a lo largo de una noche en un hotel de provincias. Allí coinciden un joven gris y cursi a punto de casarse, y una troupe de variopintos artistas, que le descubrirán un mundo desconocido y harán que, por un momento, se replantee su futuro.

Por eso la directora ha ideado la función como un sueño: “el protagonista cierra los ojos y ante él se abre un mundo mágico”, explica. Un mundo donde la música, las canciones, el baile y el humor cobran gran importancia, convirtiendo el escenario en “una fiesta”, no exenta de retranca, pues el texto también habla de “miedo al compromiso, libertad, racismo, sexismo y abuso de poder”, entre otras cosas.


Trasunto de Mihura

Dionisio, el protagonista de Tres sombreros de copa, tiene mucho de alter ego de Miguel Mihura. El autor madrileño escribió la que se considera la primera obra de teatro del absurdo con 27 años, la misma que su protagonista, y tras vivir algo muy similar a lo que a éste le sucede.

Y es que, como explica Natalia Menéndez, “Mihura tenía una novia gallega que le dejó cuando éste se enamoró de una bailarina de varietés a la que conoció cuando le contrataron como director artístico de una compañía de music hall”. Fue entonces cuando “se destrozó la pierna intentando hacer acrobacias con una bicicleta” y acabó postrado en una cama y muerto de aburrimiento, lo que le llevó a escribir esta historia, que no fue muy bien recibida por los productores teatrales, por lo que tuvo que esperar dos décadas para verla sobre un escenario.

Desde ese estreno, en 1952, la obra se montado en otras cuatro ocasiones; la última en 1992, en el Teatro Español, con dirección de Gustavo Pérez Puig, el mismo que la estrenó cuarenta años antes, y con Luis Merlo, Luis Prendes, Yolanda Arestegui, Paloma Paso Jardiel y Fernando Delgado, entre otros.

Además, hay dos versiones para Estudio 1 y otra para el espacio de TVE Teatro de Siempre.



  • TRES SOMBREROS DE COPA
  • Teatro María GuerreroC/ Tamayo y Baus, 4
  • HORARIOS: Martes a domingo, 20:00h.
  • FECHAS:Del 17 de mayo al 7 de julio de 2019
  • PRECIOS: De 3€ a 25
  • DURACIÓN: 1 hora 35 minutos aprox.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre