Un teatro en decadencia, un viejo acomodador jubilado, una señora de la limpieza y varios indigentes son los impulsores de un nuevo Rigoletto en El Nacional, un clásico de Els Joglars que vuelve a las tablas 18 años después de su estreno.

Don Josep, un viejo acomodador de El Nacional, pretende devolver la vida a este gran teatro ahora abandonado. Y, para conseguirlo, reúne a la señora de la limpieza, conocedora de todas las arias operísticas, y a unos cuantos indigentes para que, a cambio de un techo bajo el que pernoctar, se conviertan en los actores y músicos que necesita para montar una nueva versión de Rigoletto, un personaje que para él representa la esencia del teatro, a pesar de que cree que la obra fue escrita por Shakespeare.

“Busca una vuelta a los orígenes del teatro del arte, un renacer de ese oficio de bufones, juglares y payasos, muy alejados de los actores histriónicos e intelectuales que degeneraron la profesión hasta convertirla en un arte para funcionarios”, sentencia Albert Boadella, director del montaje.

Antes y después

El Nacional se estrenó en 1993, estuvo un año en los escenarios, y fue galardonado con el Premio Nacional de Teatro, un reconocimiento al que Els Joglars renunció por considerar que se lo concedían por “una cuestión política”, dice Boadella.

Begoña Alberdi y Ramón Fontserè en una escena del montaje de 1993.

Ésta es “una revisión” de ese clásico de la compañía, recuperado “por la actualidad de su temática”, apunta su director, y porque, en su opinión, “esta obra sintetiza los aspectos artísticos que caracterizan a la compañía (que cumple 50 años). A saber: sentido del humor para contar tragedias, espíritu satírico y crítico, los tintes poéticos en la historia, la intervención de la música, y la conexión con la realidad circundante”.

Eso sí, los que vieran la primera versión notarán que se ha añadido más música, de ahí que Boadella se atreva a calificar la obra como “musical”. La protagonista sigue siendo la soprano Begoña Alberdi, que regresa “con 18 años y 58 kilos menos”, bromea; y se incorpora como barítono Enrique Sánchez Ramos. Ramón Fontserè repite como el personaje que intenta devolver la vida al viejo teatro.

Se mantiene la misma sobria escenografía que entonces: retazos de viejos decorados en las paredes y velas por todas partes. Tampoco cambia la “sátira recubierta de poesía” de este espectáculo musical donde prima la lírica y la interpretación de los actores. Y del que, según Alberdi, disfrutarán tanto el público general, como los amantes de los musicales y de la ópera.



  • EL NACIONAL
  • Teatro Nuevo Alcalá: C/ Jorge Juan, 62
  • HORARIOS: Martes a viernes, 20:30h. Sábados, 19:00 y 22:00h. Domingos, 19:00h.
  • FECHAS: Del 1 de septiembre al 13 de noviembre de 2011
  • PRECIOS: Desde 18


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre