• Abel Folk dirige a Cayetana Guillén Cuervo y Ayoub El Hilali en un montaje lleno de misterio, tensión y emociones, que cuestiona los tópicos y prejuicios en torno al terrorismo islamista.


París está inmersa en el caos. Han estallado varias bombas y hay decenas de muertos. La ciudad se blinda, las calles se cortan, el transporte público se paraliza y entre los parisinos surge una iniciativa solidaria: en redes sociales, y con el hashtag #PuertasAbiertas, ofrecen sus hogares a los que están en la calle sin saber cómo volver a casa.

Bautizo escénico

Éste es el punto de partida de la función, basada en hechos reales, que supone el estreno en la dramaturgia de la escritora y columnista catalana Emma Riverola.

Días después de los atentados de París de noviembre de 2015, ella escribía en su columna de El Periódico: “Hay que tener mucho valor para esa noche abrir las puertas de tu casa. Para conjurar el dolor y el miedo y no parapetarte en la barricada del egoísmo. Hay que estar empecinadamente resuelto a seguir tendiendo la mano a la solidaridad, a la fraternidad”. Y, pensando en esos encuentros entre desconocidos, “en lo que ocurriría si al abrir la puerta apareciera el rostro de la amenaza”, desarrolló esta obra, que envió a Abel Folk para que la leyera.

“Me pareció un texto hecho con las entrañas; me impresionó su radical contemporaneidad; y me llegó al alma”, asegura Folk, quien enseguida pensó en dirigirlo, y en su cabeza apareció el rostro de Cayetana Guillén Cuervo para interpretar a la protagonista.

“Es una actriz con carácter, fuerte, pero de una gran sensibilidad y fragilidad. Perfecta para interpretar a Julie, una mujer que, pese a los trágicos sucesos y a su propio drama personal, decide no vivir con miedo, y abre las puertas de su casa (y metafóricamente las de su corazón) a quien quiera que se presente”, explica.

Y quien llama a su puerta es un hombre lleno de misterio, cuyos rasgos árabes despiertan los miedos y prejuicios de la anfitriona, que no sabe si se enfrenta a una amenaza, pero lo deja pasar, iniciando un encuentro donde se suceden los silencios, las mentiras, las confesiones y, también, los momentos de ternura inesperada. 

Solidaridad vs. prejuicios

“Intentamos trasladar al escenario un debate absolutamente necesario. El mundo es una telaraña de diferencias y, ante ello, o nos pegamos o abrimos la mano y construimos juntos”, subraya Guillén Cuervo.

Y es que, como explica su compañero Ayoub El Hilali, esta función “nos enfrenta a un espejo donde se reflejan todos los miedos de la sociedad actual, ésos que provocan prejuicios, representados en el color de la piel y en la raza”.

“Tensión”, “emoción”, “misterio” y “giros argumentales que quitan el aliento” se alían en esta función con un único objetivo, que Ayoub resume en “transformar ese miedo a lo desconocido en un abrazo a lo diferente”.


Pánico en París

Un tiroteo en una terraza; el secuestro y posterior masacre en la sala Bataclán; disparos indiscriminados en varios restaurantes del centro y en el bulevar Voltaire, emblema de la Francia ilustrada; y tres explosiones en el Estadio de Francia, donde se encontraba el presidente de la República, François Hollande, viendo el Francia-Alemania, convirtieron la Ciudad de la Luz en un lugar militarizado, que lloraba por todos aquellos asesinados sin razón.

Siete terroristas abatidos, 130 muertos y más de 350 heridos es el triste balance de esa noche, la del 13 de noviembre de 2015, grabada a fuego en el corazón de los parisinos.

Y en medio de aquel horror, mientras las calles respiraban pánico y perplejidad, en Twitter empezó a circular el hashtag #portesouvertes (puertas abiertas)… Pero, ¿para todo el mundo? Esta función nos enfrenta a esa cuestión.



Cartel Puertas abiertas

  • PUERTAS ABIERTAS

  • Teatro Español: C/ Príncipe, 25
  • HORARIOS: Martes a domingo, 19:30h.
  • FECHAS: Del 1 abril al 2 mayo
  • PRECIOS: De 13,50€ a 18

 

 



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre