Natalia Menéndez

0
208
Miguel Narros dirigiéndola en una escena de «La discreta enamorada», junto a Berta Riaza (1995).

Apegada a Almagro

Dice que el Corral de Comedias de Almagro es uno de esos lugares que la ‘estremece’ cada vez que lo pisa. Lo hizo por primera vez como público, en 1981. Y en 1995 debutaba en su escenario con La discreta enamorada, un montaje por el que recibió el Premio Ágora del Festival de Almagro como actriz revelación y el Premio Ojo Crítico. Pero su relación se consolidó cuando asumió la gestión del certamen de teatro clásico de esta localidad ciudadrealeña, entre 2010 y 2017. Su labor fue reconocida en la 20ª edición de los Max con el Premio a la Contribucción a las Artes Escénicas, y es que a su gestión hay que agradecerle, por ejemplo, la creación de la Fundación del festival, así como dos certámenes internacionales que hoy son reconocidos a nivel mundial: Almagro Off y Barroco Infantil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre