• La pandemia ha impedido el estreno de dos de sus montajes, y truncado sus planes para refundar las Naves del Español bajo su dirección artística. Por eso, Natalia Menéndez y su equipo del Teatro Español se han vuelto locos cuadrando la próxima programación de estas salas madrileñas.


Se ha pasado el confinamiento encajando las piezas del “tetris” que supone la nueva temporada del Teatro Español y sus Naves, y escuchando y animando a compañeros artistas que veían cómo la pandemia se llevaba por delante sus estrenos, poniendo “en juego trabajos y familias”.

“He trabajado más horas que nunca, y desde la incertidumbre de no saber qué va a pasar, pero con la idea de tirar p’alante, pensando que ésta sólo era una etapa muy negra y había que remangarse para superarla”.

Y es que Natalia Menéndez relata que, “hablando con las compañías”, ella y su equipo han recibido “mucho dolor, miedo y angustia” y han percibido “gente muy tocada emocionalmente”. Por eso, como teatro institucional, se propusieron “ofrecer la mejor cara e intentar ayudar en todo lo que pudiéramos”.

Reprogramando

Así, calcula que habrán llegado a hacer “hasta una veintena de programaciones”, intentando “reprogramar las funciones que se habían caído”, “mirando uno a uno los cientos de proyectos” nuevos que recibían, y centrándose en todo aquello que pudiesen ofrecer a través de su web y redes sociales.

“No estábamos preparados para lo que ha sobrevenido y había que reinventarse casi cada día”, explica. De ahí surgió “el I Certamen Internacional de Comedia, la bolsa de actores, las acciones por el Día del Libro y el Día de la Danza, y la emisión de obras estrenadas en el Español gracias a la colaboración de la Teatroteca”.

#TheShowMustGoOnPT-natalia-menendez
Con parte del equipo de “Alegría Station” antes del estreno el pasado febrero. De izq. a dcha: Ximena Escobar (actriz), Leonardo Echeverri (actor), Elena Sánchez (dramaturga) y Juanjo Llorens (iluminador).

Y aunque están “deseando volver a abrir” las salas municipales y se han barajado distintas fechas de apertura, Menéndez asegura que sólo lo harán “con las mayores garantías de seguridad para todos”. Los últimos planes hablan de presentar la programación a principios de julio y levantar el telón ya en septiembre.

Un desahogo

A nivel personal, la actriz y directora está deseando “abrazar” a su madre, pero también “tomarse un tiempo” para ella. “He estado muy expuesta por mi cargo, y aunque ayudar a los demás te enriquece, también desgasta mucho, y necesito llenarme de nuevo”, explica.

Eso sí, no se perderá “el primer estreno del Español” y está pendiente de lo que pase con dos montajes suyos que se quedaron sin estreno por la pandemia: Alegría Station, un “trabajo experimental sobre la alegría”, realizado junto a la compañía colombiana Teatro Azul; y su versión de El vergonzoso en palacio, de Tirso de Molina, para la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC).

“Radicalmente diferente” a todo lo que había hecho hasta ahora, Alegría Station “muestra las distintas alegrías, desde la más sincera a la más manipuladora, a través de muchos personajes, interpretados por dos actores”. Se estrenó a finales de febrero en el Teatro Mayor de Bogotá, e iba a ser la carta de presentación de Menéndez en la nueva etapa de Matadero. Y, precisamente, será allí donde vea la luz la próxima temporada. Mientras que la comedia de Tirso formará parte de la nueva programación 2020-2021 de La Comedia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre