• Tras el éxito de Ocho apellidos vascos, los productores del fenómeno cinematográfico vuelven a la carga con una obra de teatro.


Ocho pequeñas historias que ponen patas arriba las diferencias entre norte y sur componen Más apellidos vascos, un montaje para cuya creación uno de los guionistas de la película, Diego San José, se ha unido a Roberto Santiago y Pablo Almárcegui con el objetivo de volver a desmontar tópicos y tabúes de nuestros regionalismos a golpe de humor, y en otro formato: el teatro.

La comedia está “repleta de guiños al filme”, “se repite el esquema de edades” del cine en los protagonistas, pero “la trama argumental no se parece en nada”, advierte Gabriel Olivares, director de la función.

Un guiño a la nueva cocina no podía faltar en este montaje. ©Piola Photography

Él asegura que “la obra tiene personalidad propia y está llena de sorpresas”. Y señala que no es necesario haber visto antes la película para disfrutar de estas escenas “al estilo Sanzol, pero en versión Ocho apellidos vascos”.

Comedia romántica

Un castellano-manchego (Leo Rivera), una valenciana (Rebeca Valls), un catalán (Carlos Heredia) y una vasca (Cecilia Solaguren), todos ellos curtidos en las tablas y en la comedia, son los encargados de dar vida a los distintos personajes que pueblan estas historias.

El romance entre un joven ertzaina (Rivera) y una policía nacional sevillana (Valls), es “la columna vertebral de este espectáculo” de unos 90 miutos de duración, que “tiene mucho del teatro de varietés”, apunta Valls.

El romance entre un ertzaina y una policía nacional sevillana es la columna vertebral del espectáculo. ©Piola Photography

En un escenario con “una estética de feria popular que invita a la fiesta”, Olivares pone a cantar y bailar a los cuatro actores. El aurresku, las sevillanas o la sardana son algunos de los bailes regionales que han tenido que aprender, como se han visto obligados a practicar los diferentes acentos que deben poner en la función.

Con monólogos, diálogos y escenas de tres y cuatro personajes, el público disfrutará de “los encuentros y desencuentros que produce esa manera diferente de ver la vida que tienen el norte y sur españoles”, explica Heredia.

Un suceso real ocurrido en una ikastola (escuela) de verano vasca el día después al histórico Mundial conseguido por la selección española de fútbol ha servido para crear una de las escenas favoritas de la compañía. Pero también hay un homenaje a la alta cocina moderna; otro al catalán; un divertido picnic en el campo, y otra serie de escenas que sirven para que “podamos reírnos de los estereotipos de nuestro país de una manera sana”, afirma Solaguren, quien cree que “el humor desactiva lo trágico, y es bueno encarar las diferencias desde esa perspectiva”.

La intención de la compañía es hacer reír al público. ©Javier Naval

Más apellidos vascos comenzó a ser una aventura teatral en mayo pasado, cuando la historia de amor entre un joven sevillano y una joven vasca y abertzale había hecho ya partirse de risa a media España en los cines, y la productora se dio cuenta de que el éxito “podía tener continuidad en el teatro”.


Taquillazo de cine

Las aventuras del señorito andaluz (Dani Rovira) que intenta conquistar a una vasca (Clara Lago) se han convertido en un fenómeno. Casi diez millones de espectadores y una recaudación de 56 millones de euros han hecho de Ocho apellidos vascos la película más vista y taquillera del cine español, un récord histórico que ha supuesto el rodaje de una secuela, que se estrenará este año, y la publicación de un libro con el guión y todos los detalles y anécdotas de la película. Un éxito que su ‘hermana’ teatral, Más apellidos vascos, aspira a emular.



  • MÁS APELLIDOS VASCOS
  • Teatro Marquina: C/ Prim, 11
  • HORARIOS: Martes a jueves, 20:30h. Viernes y sábados, 19:00h. y 21:30h. Domingos, 19:00h.
  • FECHAS: Desde el 15 de enero de 2015
  • PRECIOS: Desde 18€ 


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre