• El confinamiento no ha mermado el buen humor de Marta Valverde, pero sí ha despertado su creatividad, que comparte con su hijo actor y su “familia” animal.


Se siente “angustiada” ante el panorama que esta pandemia está dejando en el mundo cultural, al que considera “el Gobierno no está teniendo en cuenta”. Y es que, como a muchos otros, a esta actriz y cantante el cierre de los teatros la ha dejado sin la gira de los dos “maravillosos” espectáculos musicales en los que participaba con la compañía Theatre Properties: Jekyll & Hyde; y Annie.

“Al principio pensamos que el confinamiento iba a ser más leve y sólo cancelamos las primeras fechas, pero ahora estamos en un ERTE que ni siquiera sabemos si ha sido aceptado, porque no hemos cobrado”, explica Marta Valverde.

Sin embargo, no ha perdido el buen humor ni su vocación por el mundo artístico. Y tanto ella como sus compañeros han seguido dando muestras de su “trabajo vocacional” con “cositas” que han ido colgando en redes sociales, para que sus seguidores no se olviden de ellos y “la gente sepa que el teatro musical está muy vivo”.

Además, la actriz sigue ofreciendo sus clases online para los alumnos de primero y tercero de interpretación y canto en la escuela de Lola González. E intercambia conocimientos con su hijo Blas, también actor. “Él me está enseñando esgrima, que aprendió en la escuela de Víctor Ullate, y yo le doy clases de canto”. Y juntos están empezando a componer.

Con su hijo Blas, que ha heredado el gen artístico familiar, y parte de su familia perruna.

“Hacía muchísimo tiempo que no compartía tanto con mi hijo, y estoy aprendiendo mucho de él. Está despertando mi lado más creativo y mis ganas de hacer cosas nuevas”, relata.

En su compañía, también está disfrutando de los más de 70 capítulos de la serie Pablo Escobar. Y también han visto la miniserie Unorthodox, y la musical Crazy Ex-Girlfriend, donde Marta dobla “las canciones de la madre de la protagonista”.

Como amante de los musicales, cada fin de semana no se pierde el que el emblemático compositor Andrew Lloyd Webber cuelga en YouTube de manera gratuita durante 48 horas en el canal que específicamente ha creado para ayudar a sobrellevar la cuarentena; una iniciativa que aplaude.

Sólo espera que, igual que los artistas se han volcado en hacer más llevadero el confinamiento, cuando éste se levante “el público vuelva a llenar cines, teatros y otros lugares de ocio y cultura”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre