• Con un par de peques en casa, Marta Belenguer echa mano de imaginación y humor para mantener el orden y distraerse todos juntos en este confinamiento.


Confinada en casa con sus dos hijos de 9 y 10 años, la actriz valenciana intenta “mantener el orden y la disciplina” siguiendo un horario y haciéndoles partícipes de “algunas tareas domésticas que antes no hacían”, como poner la lavadora.

No faltan las clases matinales, en las que móviles y ordenador se han convertido en una “gran herramienta”. Pero, después, aleja a sus peques de ellos porque no le gusta que “se escondan detrás de una pantalla”, y los sustituye por música y juegos de mesa, que ocupan un lugar destacado en el día a día familiar.

#YoMeQuedoEnCasa_marta-belenguer
No le gusta que sus hijos estén pegados a una pantalla, por eso juega con ellos.

Y mientras sus hijos se entretienen componiendo su propia canción sobre el coronavirus y practicando con sus instrumentos, Marta Belenguer se entrega a la cocina, que le “encanta”, y se “pelea” con la tecnología para grabar sketches por Skype junto a su amiga Lorena López (Señoras del (h)AMPA), con la que hace tiempo formó el dúo cómico Donas Móviles.

A última hora le queda un ratito, a solas, para ver alguna serie como The end of the fucking world o Fleabag. Ambas comedias, y ambas con capítulos de 20-25 minutos, “ideales para madres” que, como ella, acaban el día agotadas. Por eso, Belenguer nos confiesa con humor que está deseando volver al escenario del Teatro Cofidís Alcázar, donde el montaje de El método Grönholm, que protagoniza junto a Luis Merlo, Jorge Bosch y Vicente Romero, estaba colgando el cartel de “entradas agotadas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre