• Con dos niños pequeños a los que entretener, el actor Luis Mottola se convierte en cómplice de sus juegos y comparte con ellos sus aficiones con los fogones y la música.


La cocina se ha convertido en un “enorme desahogo” para este actor que, junto a Lolita, Marta Guerras y Antonio Hortelano, se ha quedado colgado con la gira de La fuerza del cariño. Una tournée que tenía funciones comprometidas “hasta marzo de 2021”, con parada prevista en el Teatro Reina Victoria de Madrid del próximo 1 de julio al 2 de agosto, fechas que la compañía aún no sabe “si se llevarán a cabo”.

Pero la vida sigue, y Luis Mottola, papá de un niño de 7 años y una niña de 10, ocupa estos “extraños días” siguiendo “rutinas con ellos”. Por las mañanas toca “hacer las tareas del colegio” y, “sólo si ellos quieren”, ahora que se les permite salir una hora, aprovechan para “montar en bici, correr o jugar a la pelota” por “un pinar” cercano a su casa en el madrileño barrio de Carabanchel Alto.

Para que “se alejen un poco de la tecnología”, los juegos de mesa y los puzzles se han convertido en sus grandes aliados, junto con el cajón flamenco, que los peques usan para acompañar a su padre mientras toca el saxo. Además, su hija Aitana está demostrando un gran talento con la cámara y ayuda a su progenitor grabándole mientras cocina la receta que cada miércoles sube a su Instagram.

Y es que Mottola siente una“gran afición” por los fogones, y confiesa que “estaría encantado” de participar en una nueva edición de Masterchef Celebrity.

#YoMeQuedoEnCasa-luis-mottola
Preparando algunas de las recetas de su canal de cocina en Instagram.

Además, el actor está aprovechando el confinamiento para “aprender a leer música”. Se mantiene en forma entrenando “un rato por las tardes” en la “bonita terraza” de su casa y, cuando sus hijos se van a dormir, aprovecha para leer y ver alguna serie.

Nos sugiere dos novelas que le han “encantado”: Tierra, de Eloy Moreno, y Todo esto existe, de Íñigo Redondo, que el propio autor le regaló cuando coincidieron en una emisora de radio para sendas entrevistas. Y dos “peliculones” que no hay que perderse: la turca Milagro en la celda 7, y la estadounidense The Meyerowitz Stories, con Dustin Hoffman y Emma Thomson. Entre las series, se acaba de “enganchar” a la alemana Freud, después de haberse visto Unorthodox Ozark.

Como PRIMICIA, nos cuenta que acaba de empezar “un nuevo proyecto”. Se trata de una obra de teatro de Nacho Llorente, que el propio dramaturgo ha adaptado para que se convierta en “una pieza audiovisual de 50 minutos”, que “transcurre en un ascensor”. Dirigirá Juan Carlos Rubio, y producirá y coprotagonizará Lolita, con la idea de “venderla a plataformas”.

Su título: Llévame hasta el cielo. Y ya han “empezado a hacer las primeras lecturas a través de videollamadas, mientras en un plató se está montando un ascensor con varias cámaras”, y todo el equipo ha tenido que pasar por un laboratorio para hacerse las pruebas del coronavirus.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre