• Teatralia abre sus puertas hasta el 27 de marzo.


Cincuenta y siete espacios escénicos de treinta y ocho municipios de la región madrileña abren sus puertas a los ‘reyes de la casa’ para ofrecerles todo un festival de teatro, música, títeres, danza… y mucho más.

La cita es del 4 al 27 de marzo, en el marco de Teatralia, el festival de artes escénicas que la Comunidad de Madrid dedica a un público entre los 6 meses y los 18 años, y que en 2011 celebra su décimoquinta edición. Quince años haciendo disfrutar a niños, jóvenes y adultos; quince años sorprendiendo y despertando sonrisas en el público más exigente. Y todo gracias a una fórmula que combina con éxito distintas manifestaciones artísticas, como teatro, danza, música, títeres, circo, o sombras chinescas.

Cáscaras.

En esta ocasión, el gran escenario en el que se convierte la región acoge las propuestas de compañías de toda España, y de otras que llegan desde Italia, Francia, Alemania, Dinamarca, Canadá o la lejana Australia.

Sus funciones se reparten por distintos espacios escénicos de la capital, como los Teatros del Canal, La Abadía, La Casa Encendida, el Círculo de Bellas Artes, la sala Cuarta Pared o el Circo Price, pero no se quedan sólo en la ciudad. Teatralia lleva su programación a cerca de cincuenta teatros en municipios de toda la Comunidad de Madrid.

El estreno
Circus OZ. ©Rob Blackburn

El telón se abrirá con la compañía francesa Michelle Dhallu, que presentará en los Teatros del Canal el espectáculo de danza Grand large (Mar abierto). Y los amantes de esta disciplina también podrán disfrutar con Zigzag, de los galos Étantdonné; y TapArpègics, de los catalanes Clac&Roll.

Los títeres y las marionetas tienen su hueco gracias a compañías como La Fanfarra, con su montaje A manos llenas; los daneses Teater Refleksion, con Boxy George (Las cajas de George); o Guyi-Guyi, de Periferia Teatro. Además, están La maleta de Agustí, de Farrés Brothers i Cía.; The star keeper (El guardián de las estrellas), de los canadienses Théâtre de L’Oeil; Pinocho y medio (El Retablo); o Pekka (Théatre des petites ames).

Los bebés a partir de 6 meses también tienen su espacio reservado en el festival con Mig Dig Os (Yo tú nosotros), espectáculo de danza especialmente creado para ellos por la compañía danesa Aben Dans.

Y el público de todas las edades podrá disfrutar de las mejores acrobacias, el humor y la música en directo que los australianos Circus Oz llevan al Price después de haber recorrido otros 26 países en los cinco continentes con este espectáculo. Ellos se mantendrán en la cartelera hasta que termine el festival, mientras que el circo de objetos de Onírica Mecánica estará una semana con su Circo submarino.

Hay, además, un ciclo específico para adolescentes, con producciones como María Bonita, de Teatergruppen Batida, que narra la fantástica historia de Lampião, un mítico bandolero brasileño de comienzos del siglo XX.

La maleta de Agustí.

La música llega con Le concert interdit (El concierto prohibido), un recital donde se une el mundo musical y la problemática medioambiental, ya que, en esta historia, la falta de aire de calidad ha perjudicado al arte y la expresividad.

Gallinas acuáticas

En estos 24 días de funciones, también habrá espacio para un hombre simpático con un globo al que persigue un esqueleto (Storia di un uomo e della sua ombra); un niño al que no le gusta la oscuridad (La noche); caballeros que luchan contra dragones para salvar a su princesa (Ritter, ritter); o una gallina que quiere aprender a nadar (La gallina submarina).

Los más curiosos podrán visitar la exposición Teatros para jugar, compuesta por 32 pequeños teatros creados entre los siglos XIX y XX para la diversión o para uso formativo en escuelas. Hay mucho donde elegir, ¿con qué te quedas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre