• Pablo Messiez lidera la adaptación de uno de los clásicos del teatro de lo absurdo de Samuel Beckett, con una joven Winnie a la que ha dado el acento argentino de Fernanda Orazi.


Es su autor favorito desde que lo descubrió con 16 años leyendo Esperando a Godot. Ahí comenzó su “devoción” por Beckett, gracias al cual el dramaturgo y director argentino dice dedicarse al teatro, y al que vuelve para “desintoxicarse” cuando siente que su escritura “se llena de grasa”.

Hace diez años él y su compatriota Orazi se prometieron hacer juntos Los días felices cuando fueran “grandes”. Pero descubrir que en la primera versión de Happy days el Nobel de Literatura pensaba en una actriz bastante más joven de los cincuenta años con los que ahora acota al personaje de Winnie, les ha permitido adelantar este “anhelado” sueño, al que se ha sumado el español Francesco Carril.

puro simbolismo

Semienterrada entre escombros de un mundo que ya no está, y con el dulce deje del voseo argentino, la Winnie de Orazi entiende que lo único que tiene para sobrevivir es el lenguaje.

“Necesita hablar y que la escuchen”, explica Messiez. Por eso, mezclando un pasado y un presente entre los que no encuentra diferencia alguna, Winnie se arregla, coquetea y muestra un optimismo impropio de la desolación que habita. Mientras tanto, su marido, Willie, vive a cuatro patas, alejado de ella, y obsesionado por el sexo.

Para el director argentino, con estas “potentísimas imágenes”, creadas por Beckett en esta obra publicada y estrenada en Nueva York en 1961, el dramaturgo irlandés pretende enfrentarnos a “la angustia de estar solo y a la pérdida de la cordura”.



los-dias-felices-pablo-messiez-2020

  • LOS DÍAS FELICES
  • Teatro Valle-InclánPlazuela de Ana Diosdado, s/n
  • HORARIOS: Martes a domingo, 18:00h.
  • FECHAS: Del 26 febrero al 5 de abril de 2020
  • PRECIOS: De 12,50€ a 25


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre