• Carmen Sotillo, la viuda más famosa de la literatura española, regresa a los escenarios en la piel de Natalia Millán, para velar el cadáver de ‘su’ Mario.


Antes de fallecer en marzo del año pasado, Miguel Delibes se reunió con el productor José Sámano porque quería volver a llevar a escena Cinco horas con Mario. Su deseo era que Carmen Sotillo (su Menchu) fuese interpretada por una actriz diferente a la que desde 1979 llevaba grabado a fuego en la piel ese papel: Lola Herrera. Y es que los años no pasan en balde para los actores, pero los personajes teatrales se mantienen inmunes al tiempo…

La viuda

La elegida fue Natalia Millán, quien asumió el “reto enorme” de convertirse en la nueva viuda de Mario. Esa típica mujer de los 60, “fruto de una época y una educación, y presa de unos principios retrógrados y absurdos” para la sociedad actual –dice Millán–, que acaba de perder a su marido de forma inesperada, y vela su cadáver durante una noche entera. Una noche en la que ella ‘hablará’ con él, le recriminará ciertas cosas y descubrirá a los espectadores sus personalidades y la falta de comunicación existente en su matrimonio.

Temas universales como la culpa, la incomunicación, el miedo, o la dificultad de las relaciones humanas están presentes en esta obra que, como comenta Josefina Molina, la directora, es “como una divertida sesión de psicoanálisis en la que el psiquiatra es el propio espectador”.



  • CINCO HORAS CON MARIO
  • Teatro Reina Victoria: Carrera de San Jerónimo, 24
  • HORARIOS: Miércoles a viernes, 20:00h. Sábados, 19:00h. y 22:00h. Domingos, 19:00h.
  • FECHAS: Desde el 12 de enero de 2011
  • PRECIOS: Desde 18


1 COMENTARIO

  1. La obra es sublime. Natalia Millán está estupenda. Si no hubiera visto a Lola Herrera diría que la versión es perfecta. No os lo perdáis. Es de las obras que HAY QUE VER

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre