• Cirque Eloize y Teatro Sunil estrenan Nebbia en Madrid, un espectáculo que fusiona música, teatro, danza, humor y acrobacias.


Una neblina, a veces espesa y otras más ligera, cubre la Gran Vía madrileña. Llega de tierras canadienses, aunque trae cierto sabor mediterráneo, una rara mezcla que tiene mucho que ver con la unión de Cirque Eloize y Teatro Sunil, que el maestro Daniele Finzi Pasca ha sabido mezclar hábilmente para crear un cóctel llamado Nebbia (“niebla” en italiano).

Fusión

Música, teatro, danza, humor y acrobacias se fusionan en este espectáculo que explora el mundo de los sueños y de la imaginación, trasladando al espectador “a un poético y sensual universo”, donde podrá crear “su propio espacio para soñar”, porque en la niebla «te enfrentas a lo inesperado», afirma Hugo Gargiulo, director de escenografía de la obra.

El montaje habla de lo que ocurre en un pueblo cuando llega la niebla: unos se pierden, otros se encuentran, algunos sueñan, y la mayoría se divierte. Una especie de realismo mágico en el que las metáforas hablan de los sueños de los propios espectadores, y donde las acrobacias están muy presentes. Y es que Finzi Pasca utiliza “la acrobacia como metáfora para mostrar la fragilidad humana”, explica el actor Gonzalo Muñoz Ferrer, maestro de ceremonias de Nebbia.

Emociones encontradas

A punto de cumplir las 400 representaciones, el espectáculo está compuesto por once artistas internacionales, que a lo largo de dos horas prometen al espectador vivir “una gran experiencia, en la que su estado emocional pasará con suma facilidad de la nostalgia a la diversión”, para llegar al final del mismo “con todas sus emociones encontradas”, desvela Catherine Girard, una de las acróbatas.

Porque el objetivo de todos los espectáculos del ‘matrimonio’ artístico formado por Teatro Sunil y Cirque Eloize es “que te acaricien el alma, que el espectador salga con la sensación de que le han tocado muy dentro”, explica Gargiulo. Por eso decidieron buscar un “elemento común a toda la humanidad” –el cielo– para crear una trilogía que concluye con Nebbia, y a la que precedió Rain, y mucho antes, Nomade. Tres montajes “muy diferentes”, pero que son “parte de una misma esencia, que tienen la misma raíz: el hombre, la figura despojada y sincera”, comenta el escenógrafo.

Nebbia estará en el Teatro Compac Gran Vía de Madrid hasta el 2 de mayo, para luego pasar por Alcobendas y viajar a Lleida y Valladolid. Después del verano, continuará con su gira española por Vitoria, Santander y Pamplona.



  • NEBBIA
  • Teatro Compac Gran Vía: Gran Vía, 66
  • HORARIOS: Miércoles, jueves y viernes: 20:30h. Sábados, 18:00h. y 22:30h. Domingos, 18:00h.
  • FECHAS: Del 25 de marzo al 2 de mayo de 2010
  • PRECIOS: De 20€ a 42


3 COMENTARIOS

  1. Y tanto que la niebla ha caído sobre Madrid… porque vaya petardo de montaje… O quizás es que yo no tengo la sensibilidad necesaria para entenderlo… Pero me pareció aburrido, sin conexión alguna, y salvo alguno, los números acrobáticos no son nada del otro mundo. Yo no lo recomendaría… Iván dixit.

  2. Me encantó… cuando acabó.
    No conozco sus anteriores montajes pero desde luego que no veré los futuros.
    Vaya un bluff. Soporifero. Vi hace tiempo «Madre Africa» en el price a mitad de precio y con la misma temática y le daba mil vueltas. Éste tenía agilidada, ritmo, con música en directo, con variedad de acrobacias, con simpatía y con amenidad. Todo lo que le falta a Nebbia. Esta gente de Eloize confunde lo elegante con lo aburrido. Mucha suerte, porque les va a hacer falta.

  3. Un horror!!! Casi me quedo dormida, no me había aburrido tanto una obra nunca. Los números como de andar por casa y todo muy lento, como si no pasara el tiempo… Nada recomendable

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre