Juan Gea busca ayuda para encontrar a un asesino

Por los pelos

0
470
Retrato. ©Irene Martínez

“Hace falta un plan para la cultura en este país. Las cosas no han cambiado en años”

Mientras espera que comience el rodaje de la cuarta temporada de El Ministerio del Tiempo, por la que miles de ‘ministéricos’ suspiran, Juan Gea no para. El intérprete de Ernesto, el jefe de operaciones de esta ‘secreta’ administración pública española, promete mucha comedia y diversión con los personajes teatrales que ahora mismo tiene entre manos: un comisario que necesita la ayuda del público para encontrar a un asesino; y un psiquiatra algo loco, con un paciente que no lo está menos.

por la risa

Regresas a Madrid con L’Om Imprebís y Por los pelos. ¿Qué te atrajo de este proyecto?
Entré cuando la producción, que llevaba más de un año funcionando en Valencia, empezaba a rodar por España y yo estaba con la gira de Héroes. Pero leí el guion y me pareció una locura que había que hacer. Así que decidí cuadrar agenda para poder compaginar ambas funciones.

Imagino que en una función donde el público decide quién es el asesino y tenéis que improvisar a menudo, no faltarán anécdotas…
Hasta que comienza la investigación, la función transcurre con normalidad. Pero cuando mi personaje decide hacer una reconstrucción de los hechos, pide al público que le avise de cualquier cosa anormal que vea. Y ahí se desata la locura. La gente me habla de sus sospechosos, me ayuda con los interrogatorios… incluso una vez una señora me dijo que dudaba de que yo fuera policía, porque iba vestido “muy feo”. Y tuvo que salir mi compañero a echarme un capote diciendo que en la comisaría me llamaban “el guarro” por vestir así…

Investigando en «Por los pelos».

¿Habías hecho algo parecido?
Nunca, pero me encanta. Hay una parte teatral, y otra muy improvisada para la que hay que coger tablas en el escenario y estar con el público pim-pam, pim-pam… Es una función muy cansada, pero muy divertida.

Además, acabas de estrenar El insólito caso de Martín Piché, con Daniel Muriel y a las órdenes de Juan Carlos Rubio.
Sí, es una comedia francesa, que Juan Carlos ha convertido en casi un homenaje a los Hermanos Marx por las cosas absurdas que se dicen y pasan. Yo interpreto a un psiquiatra que trata a un paciente con un problema de aburrimiento aplicándole una disparatada terapia, que hace dudar de quién está más loco. 

¿Cuándo te picó el gusanillo de la interpretación?
Lo mío no fue amor a primera vista. Entré en un grupo de teatro porque me gustaba una chica, pero no por vocación. Antes hice primero de Medicina, primero de Psicología, un año de Arte Dramático y empecé a trabajar en la Caja de Ahorros de Valencia, mientras participaba en los Teatres de la Generalitat. Hasta que Narros me ofreció un pequeño papel en Seis personajes en busca de autor, y después volvió a llamarme para hacer de Edmundo en El rey Lear. Durante todo ese tiempo hice las funciones pidiendo permisos sin sueldo en el banco y viajando de Valencia a Madrid en coche todos los días con un termo de café bien cargado. Después me llamaron otros directores con nuevos proyectos, y decidí pedir una excedencia, encadenando un montaje tras otro en el Centro Dramático Nacional, el Español, el Clásico, películas… Cuando me llamaron de la caja para incorporarme de nuevo, les dije que renunciaba. Ya no podía volver a una oficina.

Con Dani Muriel en «El insólito caso de Martín Piché» ©Gerardo Sanz

El cambio, ¿no te dio vértigo?
Estuve a punto de dejarlo todo cuando, a cinco días del estreno de Eduardo II con Lluís Pasqual, me rompí el pie y me tuvieron que operar. Tuve el pie en alto seis meses, y un clavo dentro que me sacaban cada quince días. Así que me fui a Valencia pensando en anular la excedencia. Pero me llamó Pasqual y me dijo que me quería en Luces de bohemia, aunque tuviese que hacerla con bastón.

¿Hay algún personaje que tengas ganas de interpretar?
El rey Lear ha estado en mi cabeza desde los 20 años, sólo esperaba tener la edad, y ya ando cerca. 

Si pudieras viajar en el tiempo, como en la serie que protagonizas, ¿qué época elegirías?
Me encantaría ir al futuro y ver si nos teletransportamos. Y si hablamos del pasado, elegiría el final de la dictadura y los inicios de la democracia, porque había muchos sueños y ganas de hacer cosas. Es una época que disfruté mucho. Ahora hay un enorme desencanto y muy pocos sueños. Nuestros políticos mienten y se acusan mutuamente. Tenemos un alto porcentaje de jóvenes desencantados, desorientados, e incluso embrutecidos. No sé qué está pasando, en qué estamos fallando.

¿Qué les dirías a esos políticos? 
A ningún partido le he oído hablar de cultura en estas elecciones. Así que, al menos, les pediría que nos tuviesen en cuenta en sus programas, que hagan un plan para la cultura en este país, porque no lo hay, ni ha cambiado nada en años.  


Bendito ‘accidente’

Lleva casi cinco décadas pisando escenarios y platós, pero en cada estreno frente al público siente ese subidón de adrenalina que le provoca un temblor en la rodilla derecha.

Los protagonistas de «My Fair Lady».

Confiesa que llegó a esta profesión casi por accidente, siguiendo a una chica que le gustaba, pero pronto los grandes directores se fijaron en él. Miguel Narros, Lluís Pasqual, Adolfo Marsillach, Denis Rafter, Juan Carlos Pérez de la Fuente o Tamzin Townsend son algunos de los directores a cuyas órdenes ha trabajado en las tablas.

Reconoce que es “muy perezoso para leer teatro y guiones”, por eso es esencial que las historias le atraigan. Aún así, le hemos visto recitando en verso en el Clásico, interpretando a personajes históricos, haciendo comedia y drama, en cine y televisión, y hasta se atrevió con el musical, protagonizando My Fair Lady junto a Paloma San Basilio.

Como declarado amante de los animales y apasionado de la Medicina, nos confiesa que se plantea sacar el título de Auxiliar de Veterinaria a distancia. Y ya tiene clínica para hacer las prácticas…



  • POR LOS PELOS
  • Teatro Príncipe Gran Vía: C/ Tres Cruces, 8
  • HORARIOS: Martes a viernes, 20:00h. Sábados, 18:00 y 21:00h. Domingos, 18:30h. 
  • FECHAS: Del 28 de mayo al 4 de agosto DE 2019
  • PRECIOS: De 16,40€ a 23,90
  • DURACIÓN: 2 horas


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre