• Entre libros, clases, música y televisión, la pareja formada por el ronlalero Juan Cañas y la escritora Julieta Soria no pierden el humor ni dejan tiempo al aburrimiento.


Él, guitarrista y actor; ella, profesora de instituto y dramaturga. A él le han cancelado la gira de Juan Rana con su compañía, Ron Lalá; y a ella le toca preparar clases online para sus alumnos. Y ambos tendrían que estar metidos de lleno en la preparación del estreno de Amor, amor, catástrofe, previsto para el 29 de abril en las Naves del Español, aunque no saben si quiera si llegará a producirse en esa fecha.

“No podemos saber lo que va a pasar, porque todo está cambiando muy deprisa, pero parece que, por un tiempo, el formato tradicional está condenado y se está imponiendo el streaming”, comenta Juan Cañas. De hecho, Julieta Soria nos confiesa que ellos están “viendo microteatro en este formato”.

Preocupados por lo que ocurre fuera, y sintiéndose “un poco culpables por la suerte de estar bien”, ambos aseguran no tener la sensación de estar aburridos y agradecen “este parón del ritmo desenfrenado” que llevan y “esa sensación de que el tiempo se estira muchísimo”.

#YoMeQuedoEnCasa-juan-cañas-julieta-soria
La pareja suele intercambiar lecturas.

Además del trabajo diario con sus alumnos, Julieta está aprovechando para “escribir el prólogo de Amor, amor, catástrofe”, que acompañará la publicación de la obra que tiene previsto sacar Ediciones Antígona. Mientras Juan, que se confiesa “guitarrista antes que actor”, practica a las cuerdas.

Juntos, intercambian lecturas, y ven series y películas. Ambos se han leído la trilogía de Harari, “por su mirada lúcida de nuestro pasado y presente y por el futuro que anticipa”.

Juan acaba de terminar Momentos estelares de la humanidad, “un libro escrito en los años cuarenta”, donde Stefan Zweig “recopila instantes en los que la historia cambió por hechos aparentemente anecdóticos”; y está volviendo a releer Trafalgar, de Galdós.

Julieta, por su parte, apuesta por la “preciosa e interesante” biografía de la cantante Patti Smith, Éramos unos niños; por Suite francesa, de Irène Némirovsky; y por una lectura “dolorosa” pero que “tenía pendiente”: la Trilogía de Auschwitz, de Primo Levi.

En lo televisivo, están terminando la serie Mr. Robot y han “flipado” con Fleabag, que definen como “divertidísima, feminista y profunda”. También recomiendan Sex Education.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre