• Productor, actor, y esposo y padre de actrices, Jesús Cisneros está deseando volver a recorrer el país con sus montajes, despertando la emoción, la risa y los aplausos del público.


Tiene más tiempo libre de lo que recuerda haber tenido nunca, y aún así los días se le pasan volando pese al confinamiento. Por las mañanas se encierra en su despacho para hacer “trabajo de oficina”, y aprovecha las tardes para “aumentar” su nivel de inglés y hacer deporte, no sin antes haberse echado una “pequeña siesta”.

Propietario de Descalzos Producciones, el cierre de los teatros siguiendo las órdenes de las autoridades sanitarias ha dado al traste con el calendario previsto de varios de sus montajes. “Seguíamos de gira con Conversaciones con mamá, y el 4 de enero habíamos estrenado Mentiras inteligentes pasando dos semanas en Valencia”, dice Jesús Cisneros.

Su lado productor, con más de 20 años de experiencia, calcula que, con sólo las funciones programadas “entre marzo y abril” de este último proyecto, podría “haber amortizado la inversión”, y aún tenían prevista “una larga gira” posterior. Pero este parón obligado les ha “partido completamente” y se lamenta del “dinero perdido en campañas publicitarias, reservas de hoteles y otros gastos”, que en muchos casos no podrán recuperar porque “en muchas plazas vamos a taquilla y las funciones se han cancelado definitivamente”.

No obstante, quiere ser positivo y confía en que las autoridades “sean conscientes de la realidad de este sector y tomen las medidas adecuadas para que el público vaya normalizando el volver a las salas”, aunque sea con mascarilla. Porque –dice– “debemos aprender a convivir con este virus y no se puede pedir a los teatros privados que abran con un tercio de la ocupación, porque no salen las cuentas”.

#YoMeQuedoEnCasa-jesus-cisneros
Tocando la guitarra en el jardín de su casa.

Precisamente, él y su familia creen haber pasado la COVID-19 en cuarentena. Él ha tenido algunos “síntomas leves”; su esposa, la también actriz y socia en la productora Yolanda Arestegui, “estuvo un par de días con fiebre muy alta”; y su hija mayor ha pasado “quince días sin olfato”.

Sin embargo, Lucía y Candela Arestegui, que han heredado la pasión por la interpretación de sus progenitores, tienen planes de futuro para cuando acabe el encierro. La primera debutará en el cine con la película Competencia oficial, protagonizada por Antonio Banderas y Penélope Cruz, cuyo rodaje ha tenido que suspender Mediapro por culpa de la pandemia. Y ella y su hermana volverán a los escenarios con #LaIRA, una obra de José Martret que estrenaron el pasado verano en Nave 73.

Y, esperando que todo vuelva “pronto” a la normalidad, la familia pasa el tiempo en su casa, con sus perras, “revisitando” la serie El internado, que Yolanda protagonizó en 2007, cuando sus hijas (de 26 y 22 años) aún eran muy pequeñas. También han visto Unorthodox, y La línea invisible, que Jesús recomienda fervientemente, porque “está muy bien hecha, muy bien contada y las interpretaciones son de matrícula”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre