• El actor Jaime Lorente jamás imaginó que las vacaciones que necesitaba tomarse iban a llegar en forma de pandemia, que le obligaría a confinarse en casa y frustraría su ansiado regreso a las tablas.


Más conocido por sus personajes televisivos, como Denver en La casa de papel, regresaba a sus orígenes teatrales con compañía propia y un unipersonal con texto del argentino Santiago Loza en el que había puesto muchas ilusiones. Pero la declaración del estado de alarma le dejó con la miel en los labios y las ganas de interpretar en El Pavón Kamikaze al “asesino en serie” protagonista de Matar cansa.

“Es un texto que dice barbaridades, sobre un hombre que venera la muerte. En mi vida he hecho un trabajo interpretativo más difícil que éste, pero este personaje ha devuelto la ilusión a mi yo artista, que había perdido con tanta exposición televisiva”, explica Jaime Lorente.

Aficionado a “buscar obras de teatro que poder interpretar”, descubrió “por casualidad”, una crítica de Mar de noche, de Loza, y le envió “un mensaje por Instagram” pidiéndole que le pasara el texto, que no encontraba en las librerías. Fue entonces cuando el dramaturgo le propuso “otro título que creía me iba a gustar más: Matar cansa”. Y acertó. Hasta el punto de que el actor decidió que fuera el primer montaje de la productora Andra Teatro, que acababa de crear con Alberto Sabina y Antonio Mateos, dos compañeros de la ESAD de Murcia, donde terminó la carrera en 2015.

#YoMeQuedoEnCasa-jaime-lorente
Con su mascota gatuna, que le acompaña hasta viendo la televisión.

Aún no sabe si su producción podrá volver a programarse en la sala gestionada por Miguel del Arco, Israel Elejalde, Aitor Tejada y Jordi Buxó, pero ya tiene en mente el nuevo proyecto de su compañía: “Estoy hablando con Eva Mir Piqueras, ganadora del Premio Calderón de la Barca de teatro 2019, para que nos haga un texto para dos personajes, porque me flipa cómo escribe y queremos dar oportunidades a autores jóvenes”, explica.

Y es que Jaime es “muy inquieto” y, “aunque estaba trabajando mucho y necesitaba unas vacaciones, no esperaba que fueran así”. Por eso, confiesa que está llevando “bastante mal” el confinamiento. “Necesito hacer cosas, emprender, y con esta incertidumbre no sabemos cómo actuar, porque desconocemos el terreno en el que vamos a jugar”.

De hecho, también tiene pendiente el rodaje del último capítulo de El Cid, y “tenía entre manos un proyecto de cine”, del que aún no le han comunicado nada.

Así que, para intentar “no especular con el futuro” y deprimirse, al principio rellenó el tiempo “haciendo muchas cosas, pero esas dinámicas se volvieron en mi contra y ahora las rechazo porque las asocio al encierro”, confiesa.

Ahora, su receta para sobrellevar la situación se compone de series como Euphoria, “una locura con unos movimientos de cámara alucinantes”; lecturas, como “la edición de Antígona sobre teatro griego contemporáneo”, o Lorca; música, principalmente “hip hop y rap”; y “la radio de fondo” para todo lo demás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre