• Treinta municipios de la región madrileña reciben con los brazos abiertos a la flor y nata de las producciones destinadas al público infantil y juvenil en una nueva edición de Teatralia.



Serán diecinueve las compañías que, del 6 al 29 de marzo, llenen la región de teatro, música, danza, magia y títeres, ofreciendo cuatro semanas de emoción, reflexión, sonrisas y debates entre padres e hijos, profesores y alumnos, y compañías y público.

Andalucía, Cataluña, La Rioja, Madrid y País Vasco pondrán el toque nacional a este encuentro, que pretende “fomentar la afición al teatro entre la población más joven”, afirma la directora del festival, Charo Martín Crespo. Pero no faltarán otros acentos, que pondrán las once formaciones extranjeras que participan, procedentes de México, Argentina, Zimbabue, Kenya, Dinamarca, Francia, Italia y la República Checa.

«Kibubu», de la compañía vasca Marie de Jongh. ©Guillermo Casas
El cine como inspiración

De este último país europeo llega el espectáculo inaugural: Poslední trik Georgese Mélièse (El último truco de Georges Méliès). Una propuesta de la legendaria compañía checa Drak Theatre, que aúna teatro, magia y proyecciones de ritmo trepidante, y que Martín Crespo define como “una verdadera joya”. Pensado para público a partir de 7 años, el montaje transporta al espectador al genial mundo de Georges Méliès, el ilusionista francés precursor del cine de ciencia ficción.

También en el mundo cinematográfico se inspira Il était une chaise (Érase una vez una silla), de la reconocida coreógrafa francesa Nathalie Cornille. Dirigida a niños a partir de 5 años, la obra es un diálogo coreográfico entre la danza y el cine, cuyo nombre se ha tomado de un cortometraje de uno de los grandes cineastas contemporáneos, Norman McLaren, director canadiense de vanguardia que experimentó con el cine de animación y el cine mudo.

«Bhrava!», el primer espectáculo de la joven compañía barcelonesa L’Animé. ©Guillermo Portillo
Ritmos africanos

Otra producción que destaca es Schlaf gut süsser Mond (Duerme bien, dulce luna). Fruto de la colaboración entre el grupo Iyasa de Zimbabue y la compañía austríaca Dschungel Wien, se distingue por la fuerza, energía y vigor de los ritmos africanos, las impresionantes voces de los jóvenes artistas y la puesta en escena del reconocido director Stephan Rabl.

Las canciones, danzas, marionetas y ritmos de África también están presentes Tears by the river (Lágrimas junto al río), una tragicomedia de la vida creada por la formación keniata Krystal Puppeteers para los pequeños a partir de 3 años.

«Sneoejne (Ojos de nieve)», producción de danza de los daneses Gazart que explora el mundo con la perspectiva de un niño.

En el apartado nacional, cabe mencionar Bhrava!, la pieza de humor, danza, mimo, títeres y objetos de los catalanes L’Animé, para niños a partir de 5 años. Y la de la madrileña El Retablo, con su historia de amor ambientada en el circo Giuseppe y Peppina. Un espectáculo para niños a partir de 3 años, que combina la interpretación, los títeres, la música en directo y la danza.

No termina aquí la fusión de diferentes disciplinas escénicas. Los adolescentes pueden disfrutar de No se nace al nacer, un concierto en el que la artista andaluza Eskarnia mezcla el rap callejero con la poesía para adultos de la genial Gloria Fuertes. Dos mujeres de gran personalidad artística y una misma pasión: dar vida a una poesía social, comprometida y llena de ternura.

«Un bosque de piernas» conecta con el miedo infantil a través de las marionetas y el teatro.
Compromiso social

Porque en esta XIX edición del Festival también hay lugar para los temas de corte social, como la diversidad, la tolerancia y el respeto a los animales. Para adolescentes llega desde Argentina Tengo una muñeca en el ropero, del Grupo de Teatro Buenos Aires, una propuesta en la que, a través del humor y el juego, se cuestionan ciertos estereotipos actuales.

La joven compañía vasca Marie de Jongh, propone en Kibubu –Premio Interpretación Masculina y Premio a la Mejor Caracterización en la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas FETEN 2014un canto a la libertad, a la naturaleza y a los derechos de los animales y una reflexión sobre cómo el género humano se relaciona con ellos. Esta propuesta de teatro gestual y con registros de clown está pensada para niños a partir de 6 años.

También de diversidad y tolerancia habla el montaje La pecora nera (La oveja negra), de la formación italiana Teatro Distinto, un montaje sin palabras para público a partir de 3 años.

Toda la programación completa de esta edición, que incluye la exposición Rutas de Polichinela, así como un taller para familias que pondrá el acento en el universo de los sonidos, está disponible en www.madrid.org/teatralia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre