Encadena un trabajo tras otro. En abril sacó nuevo disco, Viejos conocidos, el primer trabajo musical íntegramente propio; acaba de terminar el rodaje de la película De tu ventana a la mía, con Maribel Verdú y Roberto Álamo; y ahora estrena en Madrid Todos eran mis hijos, la obra de Arthur Miller que denuncia el cinismo de las empresas armamentísticas. Fran Perea hace un alto en el camino para hablarnos de su nuevo proyecto.

Fran Perea
Chris Keller

¿Cómo es Chris, tu personaje en Todos eran mis hijos?
Es un chico que ha perdido a su hermano pequeño en la II Guerra Mundial, y eso marca su futuro. Tiene que dejarlo todo y volver a casa para ayudar en el negocio familiar, que es una fábrica de recambios para aviones de combate, y no le gusta. Se enamora de la novia de su hermano… Es un personaje en constante conflicto con la vida, que lucha por conseguir lo que quiere.

¿Se parece en algo al Hipólito de Fedra, o a Don Juan?
No tienen nada que ver. Intento que cada papel que hago se aleje del anterior. Don Juan es un tipo arriesgado, arrogante, que vive en una apuesta constante con la vida; Hipólito es un pobre hombre que se ha impuesto la pureza como fe y ha creado un universo en el que vive estupendamente pero muy alejado de la realidad; y aunque Chris puede tener algo de Hipólito, porque es muy bueno y honesto, no se parecen.

La obra está dirigida por el argentino Claudio Tolcachir, quien viene de dirigir la misma función, pero con otro elenco, en su tierra natal. ¿Se parecen en algo ambos montajes?
Yo no he querido ver nada de lo que se ha hecho en Buenos Aires, pero él ha hecho una adaptación para nosotros y está trabajando con todo el equipo sobre cómo entendemos cada uno la función y nuestros respectivos personajes, y desde ahí la va montando. Creo que ha hecho borrón y cuenta nueva en este sentido.

A por todas

Acabas de terminar el rodaje de una película, has sacado nuevo disco, y todo ello coincididiendo con los ensayos de la obra… ¿Cómo llegas a todo?
He tenido la suerte de terminar el rodaje de la película poco antes de comenzar con los ensayos, y el disco lo saqué en abril. Ahora me voy a concentrar en la función y, después empezaré a grabar el segundo videoclip, y a programar una gira de invierno con este álbum a partir de enero.

En tu blog afirmas que en cada una de las canciones de este disco “hay una parte de mí”. ¿Es el más personal que has grabado hasta ahora?
Sí, realmente es mi primer disco, porque es el único que cuenta íntegramente con temas propios, y que ha sido producido y editado por mí. Es un disco que habla de mí y de los que me han acompañado en este tiempo. Son pequeñas historias llenas de lugares y personas.

Todos eran mis hijos

Junto al resto del elenco de Todos eran mis hijos.

A lo largo de tu carrera se entremezclan música e interpretación. ¿Son tus pilares fundamentales?
Totalmente. De hecho, creo que ambas cosas son la misma, porque cuando canto, interpreto las letras, les doy vida, me comunico a través de ellas. Además, me gusta mucho cambiar de registro: grabar un disco, rodar una película, o subirme a un escenario… Todo eso me permite crecer.

¿Sientes lo mismo sobre un escenario interpretando los temas de tu último álbum, que metiéndote en la piel de un personaje?
No es exactamente lo mismo; es más fácil romper la “cuarta pared” en un concierto que en una obra de teatro. Pero en ambos casos el contacto con el público es directo, y, si te dejas la piel, el resultado es el mismo, y la sensación, maravillosa. Ése es realmente el goce que te proporciona esta profesión.

Inquietudes

Y tú que cantas e interpretas, ¿te atreverías con un musical?
No me importaría, pero no me ha llegado el proyecto que me haya apetecido hacer. Creo que el teatro musical aún está en pañales en España, tiene que evolucionar mucho, y seguro que hay espacio más adelante para gente como yo.

Igual que compones tus propias canciones, ¿te ha picado el gusanillo de escribir un guión para cine, televisión o teatro?
Sí, sí. De hecho, tengo cosas escritas por ahí, algunas ideas… No lo descarto para nada, porque me gusta escribir, no sólo canciones, sino también historias. Pero creo que hay que dedicarle muchas horas y ahora mismo no tengo ese tiempo… Quizá más adelante.

Te estrenaste como actor en un capítulo de la serie de televisión El comisario, pero antes de entrar en este mundillo quisiste ser futbolista, e incluso probaste con la biología… ¿No lo tuviste claro desde el principio?
Soy muy, pero que muy futbolero. He jugado al fútbol toda mi vida, y aún sigo haciéndolo cuando no tengo mucho trabajo, y siempre me han gustado las ciencias, pero cuando tuve la inquietud de actuar, decidí prepararme para ser actor. Y ahora, lo que me gustaría es seguir dedicándome a esto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre