• En cuarentena, Fran Nortes cultiva la risa viendo series como Fleabag y leyendo los relatos del escritor más gracioso de América. Y saca a pasear su lado más jugón con un mando en las manos.


Llegó a hacer una función de la exitosa Burundanga en el Teatro Maravillas de Madrid con un tercio del aforo, como en un primer momento estableció el Gobierno regional, pero en Cádiz, la comedia escrita por él que cada fin de semana le reunía con Bart Santana y Nacho López en el escenario de la “íntima” sala Lola Membrives del Lara, se canceló desde el primer momento.

“Bart, Nacho y yo estamos deseando que esto acabe para retomar la función de nuevo, que iba muy bien de público y había recibido muy buenas críticas”, asegura Fran Nortes, que nos cuenta que el trío de amigos sigue ensayando y pasando el texto “por videollamada”, porque se echan “de menos”.

#YoMeQuedoEnCasa-fran-nortes
Se mantiene en contacto con sus compañeros de “Cádiz”, con los que pasa texto videollamada.

Aunque “asustado por lo que pueda pasar a nivel económico una vez se supere esta pandemia”, el actor y dramaturgo afirma que este “paréntesis mundial” le está sirviendo de “empuje a la creatividad” y está escribiendo un nuevo texto junto a su chica, la también actriz Diana Lázaro, y otro compañero.

Y mientras su hija de 10 años se conecta al chat virtual con sus compañeros de clase para hacer los deberes, aprovecha para tocar, o ver series. Está enganchado a Fleabag, “una tragicomedia maravillosa cuya protagonista, Phoebe Waller-Bridge, se llevó el Globo de Oro”. Y, como lectura, nos recomienda La conjura de los necios, de John Kennedy Toole, y Perelmanía, que recoge los mejores relatos de humor de S. J. Perelman, al que Woody Allen definió como “el ser humano más gracioso del mundo”.

Amante de los videojuegos, en este confinamiento también se desfoga jugando a The Witcher 3: Wild Hunt,  o al Read Dead Redemption 2.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre