• Font García y su Club Caníbal tienen en marcha su próximo proyecto, que intentan crear desde el confinamiento, mientras el actor se distrae viendo mucho cine desde casa.


Acostumbrado a los “parones de actividad habituales en esta profesión”, este miembro de la compañía Club Caníbal ya había empezado a ahorrar porque se le “avecinaban tiempos difíciles”. Y es que cuando se decretó el estado de alarma había terminado las representaciones de Monsieur Goya y la gira de La valentía, y sólo tenía contratados “un par de bolos con Algún día todo esto será tuyo”, sobre el ‘ciudadano Areces’, por lo que había empezado a trabajar en una nueva historia con sus compañeros Vito Sanz, Juan Vinuesa y Chiqui Carabante.

Alfonso el Africano es el título que darán a esta nueva obra, que tienen claro tratará sobre el rey Alfonso XIII, y que pretenden crear en la distancia. “Intentamos poner en común nuestras ideas mediante videoconferencia, pero está resultando un poco caótico crear así”, se lamenta. Así, Font García nos desvela que estas reuniones terminan sirviendo para recomendarse libros, películas y referencias sobre el tema, por lo que “la parte documental del proceso de creación va viento en popa”.

#YoMeQuedoEnCasa-font-garcia
Dicen que hablar a las plantas es bueno para su crecimiento y Font lee para ellas. ¡Así está de bonito este rincón!

“Inconstante” confeso, a este intérprete le “cuesta mantener una rutina diaria”, pero intenta leer y hacer ejercicio, y está aprovechando para ver mucho cine en casa.

Entre las cintas que ha vuelto a visionar se encuentran títulos tan dispares como los del universo Marvel, que le sirven para “divertirse”; la francesa Un condenado a muerte se ha escapado, que ha elegido porque “habla de un joven de la resistencia francesa preso de la Gestapo en la época nazi”; o la trilogía de Luis García Berlanga formada por La escopeta nacional (1978), Patrimonio nacional (1981) y Nacional III (1982).

Además, ha regresado a la serie A dos metros bajo tierra porque –dice– “lloro mucho con ella y me ayuda a desahogarme”. Y es que un desahogo es muy necesario en estos “tiempos de tremenda incertidumbre, sobre todo a nivel económico” para los que Font espera “encontremos una solución entre todos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre