• 611Teatro convierte Los justos de Camus en una obra sobre y contra ETA.


La compañía 611Teatro ha convertido en etarras a los revolucionarios antizaristas de Camus, en una comprometida versión de Los justos.

“Vimos muchas similitudes entre el conflicto etarra y los conflictos y personajes que pueblan esta obra”, afirma Javier Hernández-Simón, director de la función y uno de los adaptadores del texto junto a José Antonio Pérez.

Ambos, de Bilbao, sentían “la necesidad de profundizar sobre el terrorismo y dar luz a un tema oscuro de nuestra historia. Un tema que nos acompaña desde que nacimos, y que no se había abordado de una forma cercana y haciendo una reflexión sobre la violencia”.

El dedo en la llaga

Han pasado diez años desde que comenzaron a trabajar en esta adaptación, y son conscientes de que “puede escocer”, sobre todo entre los que han sufrido o apoyan el terrorismo, “pero el teatro debe meter el dedo en la llaga”, sostiene Hernández-Simón, quien advierte de que ésta “es una obra dura, que habla de ideales, de terror y de quienes lo ejercen, pero que defiende que la violencia es ilegítima, porque al usarla, incluso para defender la causa más justa, pierdes la razón”, demostrando que la línea que separa el bello ideal de la más aberrante acción “es muy fina”, apunta el director.

La estructura y los personajes creados por Camus se mantienen, pero la acción se ha trasladado al Madrid de 1979, en los primeros pasos de la democracia española, cuando una célula de ETA se dispone a atentar contra un alto cargo del gobierno. Todo parece marchar según lo planeado, pero un imprevisto de corte moral frustra el plan, desencadenando una profunda escisión ideológica en el núcleo de la célula terrorista, y permitiéndonos observar los comportamientos, ideas y actitudes de estos etarras, que se muestran “como seres humanos, con sus luces y sombras”, dice Hernández-Simón.

Todos los elementos escénicos “tienen un significado potente”, nos descubre. El suelo es de tierra “porque el conflicto vasco tiene que ver con el territorialismo”, y los personajes están atados por cuerdas a ese suelo, simulando “las raíces que les unen a su tierra, y también las que les mantienen presos de sus ideales y decisiones extremas”. Por eso, todos ellos intentan lavarse en algún momento de la función, “porque el agua es purificadora”, explica el director.

Lola Baldrich, Álex Gadea, Ramón Ibarra, Rafael Ortiz, José Luis Patiño y Pablo Rivero Madriñán componen el elenco de esta función, que invita a “reflexionar sobre la violencia”.



  • LOS JUSTOS
  • Naves del Español: Paseo de la Chopera, 14
  • HORARIOS: Martes a sábado, 20:00h. Domingos, 19:00h. 
  • FECHAS: Del 1 al 26 de octubre de 2014
  • PRECIOS: De 15€ a 20


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre