• Pablo Messiez se atreve con Lorca y estrena en el Teatro María Guerrero su actualizada versión de Bodas de sangre.


“Creo que Federico no escribiría hoy Bodas de sangre como lo hizo en 1993”, dice Pablo Messiez. Y por eso, cumpliendo un sueño de juventud, se decidió a “meterle mano al material”, creando una versión “actualizada” de la obra de Lorca, que ha centrado en el deseo y su conflicto con la ley, y en la que ha introducido otros textos del poeta, al objeto de que éste “dialogue” con ellos y con las distintas épocas de su producción.

Así, a los tres actos originales que componen esta pieza, el director ha sumado un prólogo, en el que el personaje de la muerte se dirige al público utilizando unas “hermosas palabras” de Comedia sin título, en las que hace referencia a la relación entre ficción y realidad, que a Messiez le parecían “muy oportunas” para introducir esta historia.

Además, a lo largo de la función aparecen otras citas lorquianas, como el poema Cielo vivo de Poeta en Nueva York, que el padre dedica a su hija en la escena de la boda, o el Pequeño vals vienés, acompañado de la música de Leonard Cohen.

La tragedia

Un elenco encabezado por Carlota Gaviño (novia), Julián Ortega (novio), Francesco Carril (Leonardo) y Gloria Muñoz (madre del novio) es el encargado de insuflar vida a esta historia de muerte basada en un crimen acontecido en el verano de 1928 en el pueblo almeriense de Níjar.

Una historia que, en 1933, supuso el primer gran éxito de Lorca como dramaturgo, y en la que el deseo y el instinto animal se enfrentan a la moralidad y la ley, provocando una tragedia, que Messiez nos invita a “redescubrir” de su mano.


Crimen inspirador

El 25 de julio de 1928, el Diario de Almería publicaba el siguiente titular: “Las veleidades de una mujer provocan el desarrollo de una sangrienta tragedia en la que cuesta la vida a un hombre”. Así resumía este periódico el conocido como ‘crimen de Níjar’, que sirvió de inspiración a Federico García Lorca para crear una de las obras cumbre del teatro español del siglo XX.

Bodas de sangre se estrenó el 8 de marzo de 1933 en el Teatro Beatriz de Madrid con Josefina Díaz de Artigas como la novia. Aunque aquella historia de sangre derramada había sido objeto de una novela, Puñal de claveles, de la escritora Carmen de Burgos (Colombine), dos años antes.

La novia (2015), la película dirigida por Paula Ortiz y protagonizada por Inma Cuesta, ha sido la última cinta inspirada en el texto lorquiano. Sin embargo, fue el argentino Edmundo Guibourg quien dirigió la primera adaptación a la gran pantalla de Bodas de sangre. Fue en 1938, y tuvo como figura estelar a Margarita Xirgu. Entre una y otra son varias las versiones cinematográficas que se han filmado, incluida una marroquí con Irene Papas (1976), y la musical, dirigida por Carlos Saura en 1981.



  • BODAS DE SANGRE
  • Teatro María Guerrero: C/ Tamayo y Baus, 4
  • HORARIOS: Martes a sábado, 20:30h. Domingos, 19:30h.
  • FECHAS: Del 18 de octubre al 10 de diciembre de 2017
  • PRECIOS: De 5,50€ a 25


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre