• El último Premio Nacional de Teatro y reciente ganador del Max a la mejor dirección, Andrés Lima, aterriza en el CDN con El chico de la última fila, del también Premio Nacional de Teatro y miembro de la RAE, Juan Mayorga.


Su intención no era volver a juntar a Animalario, pero lo cierto es que en esta producción coinciden muchos de sus antiguos compañeros de fatigas. Además de Mayorga, están Alberto San Juan y Willy Toledo (cofundadores de la compañía madrileña que se despidió en 2012), y Pilar Castro y Natalie Pinot, que participaron en algunos de sus proyectos. A ellos se suman los jovencísimos Guillem Barbosa y Arnau Comas, para dar vida a una obra que –en palabras de su autor– trata “sobre el placer de mirar las vidas ajenas y sobre los riesgos de confundir vida y literatura”.

Y es que –como explica LimaEl chico de la última fila, que ganó un Max a mejor autoría teatral en 2008, es “un homenaje a la literatura dramática y al teatro”, pues “habla del alumbramiento de un creador de historias”.

Guillem Barbosa y Arnau Comas, los dos jóvenes actores que se suman a los miembros de Animalario. ©Kiku Piñol
Adictos a las historias

Basándose en una experiencia propia, Mayorga, que fue maestro de secundaria, comienza la historia mostrándonos a un profesor de literatura quemado por la falta de interés de sus alumnos. Hasta que descubre el talento para la escritura del chico que se sienta en la última fila, y que empieza a relatarle por entregas su intromisión en la familia de otro compañero, despertando en él y en su mujer el placer enfermizo de observar una vida ajena sin ser descubiertos.

Para trasladar esa “sensación de voyeur” al patio de butacas, Lima plantea una puesta en escena con la que quiere “contagiar” al público del “misterio” de esta historia, consiguiendo que se sienta “como si empezara a leer un libro, entrando en otro mundo que no abandonará hasta que no acabe la función”.


Un texto muy viajero

Natalie Pinot y Carlos Jiménez Alfaro, en una escena del montaje de 2006.
Fotograma de la película «Dans la maison».

Fue otro Premio Nacional de Teatro, el actor Ramón Barea, quien en 2006 interpretó por primera vez al profesor protagonista de esta obra. Y lo hizo a las órdenes de otra ganadora de este prestigioso galardón, la directora de escena Helena Pimenta, que produjo el montaje al amparo de su compañía Ur Teatro y lo estrenó en el marco del Festival de Otoño de Madrid. Como curiosidad, decir que Natalie Pinot también participó en este montaje.

Desde su estreno en 2006, El chico de la última fila lleva 26 producciones realizadas en todo el mundo y fue adaptado al cine por François Ozon, con guion del propio Mayorga, bajo el título de Dans la maison (En la casa). El afamado actor francés Fabrice Luchini fue quien dio vida al profesor en esta película, que consiguió la Concha de Oro y el premio del jurado al mejor guion en el Festival de San Sebastián en 2012.



  • EL CHICO DE LA ÚLTIMA FILA

  • Teatro María Guerrero: C/ Tamayo y Baus, 4
  • HORARIOS: Martes a domingo, 20:00h. 
  • FECHAS: Del 14 de octubre al 8 de noviembre de 2020
  • PRECIOS: Desde 3€ 
  • DURACIÓN: 2 horas


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre