• El ganador del Max a la mejor dirección en la pasada edición firma varias
    de las obras que estarán en noviembre en la cartelera teatral madrileña.


Noviembre lleva el nombre de Pablo Messiez en dos de los títulos que pasarán por la cartelera teatral madrileña. Hasta el 13 de este mes, el director argentino debuta en el teatro más ‘kamikaze’ de la ciudad con La distancia, una función que ya pasó por el Galileo. Y, una semana y media después, estrenará en las Naves del Español, en Matadero, su última obra: Todo el tiempo del mundo.

Luz Valdenebro y Fernando Delgado en La distancia.
Naturaleza en pie de guerra

Basada en una novela de su compatriota Samanta Schweblin, La distancia parte de un hecho real: la intoxicación de un pueblo por el abuso de pesticidas.

La adaptación de Messiez, que supone el estreno en la producción de Bacantes Teatro (resultado de la unión de Caterina Muñoz, Teresa Rivera, Luz Valdenebro y Estefanía de los Santos), está protagonizada por María Morales, Fernando Delgado, además de Valdenebro y De los Santos.

“Mezcla de thriller psicológico y melodrama clásico”, la pieza conserva la atmósfera de misterio de la novela, sin desvelar las causas químicas de unos males, presentados como una rara plaga inexplicable que aqueja al pueblo al que llegan Amanda y su hija Nina en busca de unas “tranquilas vacaciones”, que se convierten en “una auténtica pesadilla”, relata el director.

Para conseguir ese ambiente onírico y perturbador al estilo David Lynch, Messiez alterna en escena conversaciones y recuerdos, pasado y presente, que sirven para hablar de “la pérdida de los seres queridos, del vinculo maternal, de nuestra relación con la naturaleza y la enfermedad, y de la falsa ilusión de seguridad”, explica la compañía.

Jugando con el tiempo

Precisamente los recuerdos y las relaciones familiares, temas recurrentes en la dramaturgia de Messiez de uno u otro modo, también están presente en Todo el tiempo del mundo, su última obra, un homenaje a su familia que estrenará en las Naves del Matadero del 24 de noviembre al 18 de diciembre.

Inspirándose en la figura de su abuelo, propietario de una zapatería de señoras, que descubrió siendo adulto que quien le había criado como una madre era su tía, y que perdió a su mujer tras una larga lucha contra el alzheimer, Messiez ha creado al protagonista de esta pieza, que se llama como su antepasado: Flores (Íñigo Rodríguez-Claro). Y, como él, también es un zapatero que, al cerrar la zapatería, recibe extrañas visitas, que le hablan de su futuro y le revelan datos de su pasado.

Una escena de Todo el tiempo del mundo.

“El tiempo se mezcla en esta función a través de un torbellino de visitas”, dice el autor, cuyo objetivo ha sido “reflexionar sobre ese pasado que nos llega a través de los relatos, y ese futuro al que nos conectan los deseos”.

La obra, que curiosamente producen varios de los nuevos gestores de El Pavón, cuenta no sólo con nombres propios de la familia de Messiez. Se ha compuesto con muchos relatos familiares, para la imagen del cartel se ha utilizado una foto de las piernas de su abuela, empleada en su momento para anunciar la auténtica zapatería, y entre el atrezzo de la función podemos encontrar los zapatos de su abuela, y hasta el vestido de novia de su madre.


Una voz que cuenta

Considerado “una de las voces más interesantes del teatro español contemporáneo”, el bonaerense Pablo Messiez es actor, dramaturgo, director y docente.

Afincado en Madrid desde hace años, su teatro austero pero singularmente intenso, encadena un éxito tras otro (Muda, Ahora, Los ojos, Las plantas…) desde 2010. No obstante, su nombre se tiene más en cuenta tras arrasar en los Max con La piedra oscura, de Alberto Conejero, en cartel en Madrid hasta el 6 de noviembre.

Para 2017, prepara el estreno de He nacido para verte sonreír, una historia de Santiago Loza sobre la relación de una madre con su hijo autista, que protagonizarán Isabel Ordaz y Nacho Sánchez en La Abadía del 1 al 19 de marzo.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre