• El CDN cierra temporada con Inconsolable, un monólogo sobre el duelo tras la muerte de un padre escrito por el filósofo Javier Gomá.


La melancolía, la furia, el desconsuelo, la soledad y otras muchas sensaciones y emociones que experimentó el filósofo Javier Gomá tras el fallecimiento de su padre, le llevaron a adentrarse en un género literario nuevo para él, el dramatúrgico, y escribir un monólogo sobre el duelo que ahora el Centro Dramático Nacional (CDN) lleva a escena con Fernando Cayo como intérprete, a las órdenes de Ernesto Caballero.

Su titulo: Inconsolable, la palabra que mejor definía cómo se sentía Gomá tras la pérdida.

No obstante, el filósofo aclara que fue “un goce” crear este texto, una sensación que se ha amplificado durante los ensayos en el CDN, y que espera se convierta en toda “una celebración” cuando lo comparta con el público.

Porque, como afirma Caballero, Gomá habla de la pérdida con “acierto y humor”, convirtiendo este monólogo en algo “luminoso”, donde “el pensamiento se hace emoción y la emoción se hace pensamiento”. Y su objetivo al dirigir este montaje es “transmitir” con él “la misma vibración que yo sentí al leerlo”, porque habla de “sentimientos universales”.

El director del CDN descubrió Inconsolable cuando el periódico El Mundo lo publicó íntegro en julio de 2016, y ya entonces decidió llevarlo a escena. Con el beneplácito del autor, su proyecto ve la luz en las tablas del María Guerrero justo un año después, interpretado por Cayo, con quien ya trabajó en Rinoceronte.

Efectos luminosos

El actor asegura que ha tenido que enfrentarse a esta “aventura” con “la mente, el corazón y el alma en plena forma”. Porque para dar vida al protagonista, que realiza sin ambages un recorrido tan sincero después de una “experiencia traumática”, él ha tenido que enfrentarse a sus propias pérdidas, para descubrir que “pasar el duelo nos permite ver la vida con mucha más ternura, nos abre el corazón y nos hace más humanos”.

Ésos son, en su opinión, “los efectos luminosos de la muerte sobre el ser humano”. Y es que, como su personaje dice en la función, “quizás el duelo no sea otra cosa que aprender a pensar en la pérdida de la persona amada sin pena ni culpa”.



  • INCONSOLABLE
  • Teatro María Guerrero: C/ Tamayo y Baus, 4
  • HORARIOS: Martes a sábados: 20:30h. Domingos: 19:30h. 
  • FECHAS: Del 28 de junio al 23 de julio de 2017
  • PRECIOS: De 6€ a 25


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre