• Después de enfrentarse a la guerra y a la locura, la compañía Titzina Teatre se ‘zambulle’ de lleno en la muerte, para intentar desmitificarla.



Un funerario, un hombre en busca de empleo que acaba trabajando con él, un visitador médico que vende fármacos en hospitales, y un abogado que redacta testamentos y últimas voluntades son los protagonistas de este montaje de Titzina Teatre, que pretende “desmitificar la muerte”.

Diego Lorca y Pako Merino son los creadores e intérpretes de esta función, para la que se han preparado durante meses. “Investigando sobre el tema, entrevistando a biólogos, genetistas, religiosos…” e incluso viviendo en propias carnes el trabajo en una funeraria y con un equipo de cuidados paliativos, nos cuenta Merino.

La experiencia

Este proceso creativo les ha “cambiado como personas y nutrido como artistas”, dice Merino. Además, la experiencia ha permitido a Lorca enfrentarse “al miedo a la muerte”, y descubrir “la importancia de los rituales”; hasta tal punto, que –asegura– ahora “no tendría ningún problema en trabajar en una funeraria”, como uno de los personajes que interpreta.

El resultado para el público es “una obra tragicómica”, que “conecta con el espectador, porque habla de temas sobre los que tenemos muchas preguntas, sobre los que hay muchos estereotipos y prejuicios” y le “ayuda a pensar y a reflexionar”, nos dicen sus protagonistas. Pero también es una función “para reír, para llorar y emocionarse”…



  • EXITUS
  • Teatro de la Abadía: C/ Fernández de los Ríos, 42
  • HORARIOS: Martes a sábado, 21:30h. Domingos, 20:00h.
  • FECHAS: Del 2 al 13 de febrero de 2011
  • PRECIOS: De 15


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre