Ángel Ruiz

(Pamplona, 1970)

0
485
Publicidad
Ángel Ruiz by Darifé (David Rivas Fernández).

El teatro le sirvió de “terapia” para superar su timidez. Fueron Ángel Pavlovsky y Esperanza Roy quienes le descubrieron “el poder del escenario” cuando, siendo niño, se escapaba al Teatro Cervantes de Málaga para ver espectáculos de variedades desde el gallinero. Una magia que después intentaba compartir con sus vecinitos, reuniéndolos en el rellano de su portal para cantarles y hacer guiñol. “Me divertía y me servía de refugio, para olvidarme de lo que pasaba en casa”, explica. Y es que Ruiz, que se llevaba diez años con la menor de sus hermanos, pasó de la infancia a la adolescencia viendo cómo un “doloroso” cáncer de huesos consumía poco a poco a su querida madre.

Amante de la música y la costura, estudió piano y canto, y llegó a hacer Diseño de Moda, ganándose un sueldo cosiendo vestuario para teatro durante un tiempo.

Su “alto sentido de la justicia”, le ha llevado a “defender causas imposibles” en más de una ocasión, tanto en el instituto, donde estaba en el consejo de alumnos, como ahora, que sigue “militando en la Unión de Actores” después de haber pasado cuatro años en su junta directiva. 

De hecho, en su momento se planteó estudiar Ciencias Políticas o Periodismo, pero pudo más su pasión por la interpretación. “Ya no concibo la vida sin esta profesión. Me hace feliz”, afirma. Y ya lleva dos décadas dedicado al objetivo de “ser feliz y hacer felices a los demás” con sus creaciones.

Recientemente hemos podido verle en el espectáculo Fandangos y tonadillas, creado al alimón por las compañías que dirigen Lluís Homar (CNTC) y Joaquín de Luz (CND). Y tiene un pequeño papel en la serie El nudo, que emite Antena 3.

Muy “celoso” de su intimidad, confiesa que le gusta “pasar desapercibido”. Pero en este tiempo ha demostrado ser un actor y cantante polifacético, que lo mismo interpreta a un fantástico Lorca en El Ministerio del Tiempo, que se mete en la piel de un Miguel de Molina que emociona, incluso, a quienes lo conocieron. 

Dando vida a este último, regresa a los escenarios con Miguel de Molina al desnudo, un espectáculo que él mismo se escribió “a medida” y estrenó en 2014. Con él ha ganado un Max, un Premio de la Unión de Actores y otro del Teatro Musical al mejor actor.

Además, tiene pendiente las giras de la comedia El tiempo todo locura, de Félix Estaire, con Silvia de Pé y Camila Viyuela, y de la zarzuela El manojo de rosas. Y en octubre estrenará La tabernera del puerto, dirigido por Mario Gas.  


MicroCuestionario

    • Una manía confesable.
      No soporto a la gente que hace ruido masticando, porque tengo misofonía e hiperacusia.
    • Te relaja…
      La música y coser. Ambas cosas me han salvado la vida durante el confinamiento.
    • Te irías de cañas con…
      Chaplin. Leí su biografía con 13 años y me marcó, porque me sentí muy identificado con su infancia atormentada. Era un genio y un creador con visión crítica.


  • MIGUEL DE MOLINA AL DESNUDO

  • Teatro Infanta Isabel: C/ Barquillo, 24
  • HORARIOS: Sábados y domingos, 20:00h. 
  • FECHAS: Del 20 de marzo al 4 de abril de 2021
  • PRECIOS: De 20€ a 22
  • DURACIÓN: 90 minutos


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre