• El Centro Dramático Nacional nos lleva a la cocina para hacernos testigos, entre desayunos, cenas y comidas, del desmantelamiento de un matrimonio.


Gracias a la pluma de María Fernández Ache, y a la dirección de su esposo, Will Keen, Cocina convierte a esta estancia de la casa en “una metáfora de la vida”, porque “es allí donde se prepara lo que vas a digerir y metabolizar, pasando a formar parte de ti mismo”, explica la autora.

A ella, que imaginó esta historia mientras celebraba una cena con amigos en su casa, le pareció interesante contraponer en dos planos paralelos la conversación que en el comedor mantenían los invitados, con lo que ocurría con la pareja anfitriona en la cocina, donde no existen los convencionalismos y caen las máscaras, para dejarnos ver “sus corrientes de frustración y cuál es su reacción ante lo que sucede en el salón”. Y así es como comienza esta historia.

Alrededor de la mesa, en un plano no visible pero sí audible para el espectador, varios comensales hablan de arte, filosofía, budismo, y hasta robótica. Son los invitados de Antonio y Emma, encabezados por el jefe del anfitrión, que, después de 25 años, visita por primera vez su casa. Por eso esta cita es tan importante para él. Pero las cosas no salen como pretende.

La responsabilidad

“La insatisfacción, amargura e infelicidad del protagonista le llevarán a poner a prueba a su jefe”, haciendo “algo estúpido”, cuyas consecuencias escaparán a su control, explica Fernández Ache.

Y será en esa cocina donde el público explore “los diferentes niveles de responsabilidad a los que debemos hacer frente a la hora de encarar las consecuencias de nuestras acciones”; donde se enfrente a la disyuntiva moral que plantea la función: la “lucha interna entre virtud y pérdida de privilegios, entre responsabilidad legal e integridad moral” que viven los personajes; y a la “posibilidad de redención que ofrece la vida si nos hacemos responsables de nuestros actos”, sentencia la autora.

Sobre el escenario Sonia Almarcha, Bruno Lastra, Luis Martínez-Arasa y Manolo Solo dan vida a los personajes protagonistas, mientras en off escucharemos las voces de Mamen Camacho, Pilar Castro, Mercedes Castro, Cristobal Suárez y la propia María Fernández Ache.



  • COCINA
  • Teatro María Guerrero: C/ Tamayo y Baus, 4
  • HORARIOS: Martes a sábado, 18:30h. Domingos, 17:30h. 
  • FECHAS: Del 13 de enero al 21 de febrero de 2016
  • PRECIOS: De 4€ a 19


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre