• Desde su casa en el campo, acompañado de su esposa e hija, Carlos Hipólito pasa estos días de encierro haciendo chapuzas en casa, viendo series y apostando por el cine español.


Echa de menos a su amigo y compañero de escenario Emilio Gutiérrez Caba, con el que esta semana tendría que estar estrenando Copenhague en el Teatro Infanta Isabel de Madrid. Y lo compensa leyendo “apasionadamente” su libro: El tiempo heredado, donde, con anécdotas y desvelando muchos de los entresijos de la profesión, el veterano actor “habla de las mujeres de su familia, que eran las que triunfaban y llevaban el dinero a casa”. Por eso, Hipólito dice que, “en ese sentido, ésta es una obra muy feminista”.

Se siente “un privilegiado” porque desde su encierro en el campo disfruta de hermosas vistas al monte y puede salir a su jardín. Le acompañan su mujer, Mapi Sagaseta, y su hija, Elisa Hipólito, ambas actrices que también han tenido que paralizar sus proyectos teatrales. La primera iba a iniciar los ensayos de un nuevo montaje con su marido, y la segunda actuaba en el musical Billy Elliot y se preparaba para participar en el próximo estreno de la versión juvenil de Grease, con la que la compañía SOM Produce tiene previsto abrir la próxima temporada.

Aprovecha para ver en la teatroteca del CDAEM los montajes que en su momento no pudo disfrutar.

Ante este panorama, Carlos Hipólito, que se reconoce “bastante manitas”, se dedica a “hacer todas esas chapuzas que estaban pendientes en casa”, y ocupa el resto del tiempo leyendo, escuchando música o viendo series “para tener la mente ocupada y concentrada en el día a día” y así “no angustiarse pensando en el futuro”.

Está “enganchado” a dos series de HBO: Sucession, sobre los problemas de una familia que pelea por ver quién será el sucesor del propietario de una de las empresas de medios de comunicación y entretenimiento más importantes del mundo. Y Years and years, con Emma Thompson, que considera “de terror” porque “cuenta lo que puede pasar si la extrema derecha llega al poder” y eso le da “mucho miedo”.

Este parón en el trabajo también le está brindando la posibilidad de ver montajes teatrales que en su momento no pudo disfrutar porque estaba trabajando. Es el caso de Incendios, donde “Nuria Espert y el resto de la compañía hacen un trabajo maravilloso”. Desde casa puede disfrutar de éste y otros montajes en la web de la teatroteca del Centro de Documentación de las Artes Escénicas y la Música.

Además, invita a todos a aprovechar para ver cine español y así “quitarse prejuicios” con buenas películas como La trinchera infinita, Mientras dure la guerra, o Dolor y gloria; o con series ‘made in Spain’, como Caronte, en Amazon Prime, que protagoniza Roberto Álamo y donde él mismo hace de villano.

1 COMENTARIO

  1. Estoy enganchado a Caronte, y me encanta el papel que hace Carlos Hipólito ahí.
    Bueno, es que siempre me gusta todo lo que hace este señor o, ¿Hay algo que Carlos Hipólito haga mal? Yo creo que no! 🙂

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre