• El piano, la guitarra y el cuidado de su jardín sirven a Carles Francino para distraerse en este confinamiento, que le ha devuelto a sus lecturas de juventud y a las series de intriga.


Siempre ha intentado que las redes sociales “no manden” en su vida, y la cuarentena no ha hecho que reniegue de esa máxima. De hecho, confiesa que sólo cuelga “una foto de vez en cuando” y usa Houseparty para mantenerse en contacto con sus padres y hermanos, a los que intenta “mandar ánimos” desde su florecido jardín.

Y es que si para algo le ha servido a Carles Francino este confinamiento, que pasa junto a su mujer (la cantante de soul Izah), su suegra, su cuñado y sus dos perritos, es para descubrir sus “dotes de jardinero”.

El establecimiento del estado de alarma le pilló de gira con El sirviente, donde interpreta al amigo de un Pablo Rivero embaucado por el astuto criado al que encarna Eusebio Poncela. “Teníamos bastantes bolos hasta antes del verano, cuando íbamos a parar para volver a retomar la gira en octubre, pero ahora no sabemos qué va a pasar con las funciones canceladas. Algunas se están cambiando de fecha para la próxima temporada, pero no sabemos si se podrá hacer con todas”, relata el actor.

#YoMeQuedoEnCasa-carles-francino
Disfrutando de su cuidado jardín, junto a uno de sus perros.

Se siente un privilegiado porque su casa se encuentra “en medio de un bosque”, lo que hace más fácil que pueda “desconectar de la cantidad de información con la que nos bombardean” y que confiesa le “entristece mucho”.

Por su profesión, está ”habituado a tener parones de actividad”, y sabe lo importante que es “marcarse una rutina”. La suya incluye “cuidarse física y espiritualmente”. Lo primero lo consigue con ejercicio diario y, lo segundo, con “lectura y música”, dos hábitos que recomienda para “ayudarnos a sacar lo mejor de cada uno”.

Él ha vuelto a perderse en las fantásticas páginas de La historia interminable, de Michael Ende. Y se ha “enganchado” a Hunters, un thriller con nazis protagonizado por Al Pacino; y a Caronte, con Roberto Álamo, entre otros grandes actores españoles.

Además, acompaña a Izah, ya sea con la guitarra o al piano, en sus clases online de voz, en algún concierto en directo a través de Instagram, o simplemente cuando le apetece cantar porque sí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre