• El Pavón Teatro Kamikaze estrena lo nuevo de Alfredo Sanzol: La valentía, coproducido junto a La Zona.


Tres parejas de hermanos, una herencia, una ruidosa autopista y algunos fenómenos extraños forman parte de La valentía, el nuevo montaje de Alfredo Sanzol, que él mismo define como “una comedia con fantasmas”.

Recuerdos de infancia

Una historia que bebe de la larga tradición de un género que dominó a la perfección y del que es máximo exponente Jardiel Poncela, y que surge del recuerdo personal de la casa de su abuela materna en Burgos, donde el dramaturgo y director pasaba los veranos.

“Es un homenaje a esta casa, y una manera de quitar la pena que nos produjo que en los ochenta construyeran una autopista justo delante de lo que para nosotros era un paraíso”, explica.

Y precisamente una autopista es lo que impide a las hermanas Guada (Estefanía de los Santos) y Trini (Inma Cuevas) disfrutar de la casa familiar que acaban de heredar en el campo. Ambas la aman, pero el continuo tránsito de coches a cinco metros de la puerta de entrada hace casi imposible su vida allí.

No obstante, Guada ha decidido pasar allí el invierno, y ha puesto un anuncio para alquilar una habitación, al que responden dos extraños hermanos, interpretados por Francesco Carril y Natalia Huarte.

Entretanto, Trini, que quiere sacarla de allí cueste lo que cueste, ha contratado a los Hermanos Espectro (Font García y Jesús Barranco), dueños de una empresa que ahuyenta a la gente haciendo que crean que en sus inmuebles hay fantasmas…

Sanzol, que dice haber escrito los personajes “a medida” para sus intérpretes, espera que el público “ría muchísimo y libere tensiones” con esta historia donde el amor y la valentía están presentes “de muy diversas formas”.



  • LA VALENTÍA
  • El Pavón Teatro Kamikaze: C/ Embajadores, 9
  • HORARIOS: Miércoles, jueves y sábados, 20:30h. Viernes, 20:00h. Domingos, 19:00h.
  • FECHAS: Del 17 de mayo al 17 de junio de 2018
  • PRECIOS: De 19€ a 25


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre