• Teatralia cumple un cuarto de siglo en medio de una pandemia mundial. Pero sus organizadores, lejos de amilanarse, celebran con júbilo esta cita y nos recuerdan el poder sanador de la escena.


“Es importante que la cultura no se pare pese a la pandemia, porque, además de segura, es un elemento liberador, sanador y de cohesión social, que puede ayudarnos a pensar en un futuro mejor”. Así lo cree la directora de Teatralia, Lola Lara, quien está convencida de que “la empatía, la belleza y el talento de las 27 compañías participantes son ahora más necesarios que nunca”.

Combinando teatro, música, títeres, magia, acrobacias, clown, proyecciones y danza contemporánea, la programación de esta especial edición mantiene su vocación por “propiciar los primeros encuentros con las artes escénicas de los más jóvenes”, consiguiendo que los adultos acompañantes también saboreen los espectáculos.

Las restricciones sanitarias impiden el contacto directo de artistas y público, pero los lusos Paulo Lameiro, referente internacional de la música en vivo para la primera infancia, y Débora Umbelino (Surma), joven estrella de la música independiente, harán las delicias de los bebés con cinco conciertos.

«La fábula de la ardilla», de La Baldufa. ©DdelVal
Memoria y vida

Precisamente desde Portugal llega también Formiga Atómica y su Caminata de los elefantes, que reflexiona sobre la muerte con delicadeza y humor. Y sobre el miedo y su carácter castrador nos habla Marie de Jongh, que estrena en Madrid Ikimilikiliklik (Mi pequeña).

Tendiendo un puente entre abuelos y nietos, los títeres de El Patio Teatro nos ofrecen HUBO. En Vida, Javier Aranda transforma sus manos en distintos personajes para hablarnos del implacable paso del tiempo. Mientras que La Casa Incierta nos muestra la importancia de las pequeñas cosas en Boh!

El coreógrafo y bailarín Marc Lacourt hará danzar objetos cotidianos en La serpillère de Monsieur Mutt (La fregona del señor Mutt). La Baldufa Teatre tomará el escenario con los extravagantes payasos de Bye, bye, Confetti, y el clown Leandre Ribera tirará de su humor poético para hacernos reír con Rien à dire (Nada que decir). 

«Les madeleines de poulpe (Las magdalenas de pulpo)», de Kadavresky. @A. Veldman

Las acrobacias suben a escena con el circo innovador de compañías españolas como La Gata Japonesa y Los viajes de Bowa; Animal Religion (…y las ideas vuelan); o la Cía. Lucas Escobedo (YOLO. You Only Live Once). Desde Francia llegan Kadavresky, que en Les Madeleines de Poulpe (Las magdalenas de pulpo) nos invita a degustar su humor entre ejercicios aéreos y acrobacias sobre esquís; Association Des Clous y su L’homme canon (El hombre bala); y la Cie. Bivouac, que nos propone un viaje al corazón del imaginario cuántico con Perceptions (Percepciones). Además, el coreógrafo, bailarín y malabarista franco-argentino Nicanor de Elia fusiona sus disciplinas en Juventud, una pieza con cinco artistas que despliegan en escena un intenso trabajo físico, mostrando la energía característica de esta etapa de la vida.

Hay clásicos renovados, como la particular versión de El flautista de Hamelín de Xip Xap, o Nube, nube, de Periferia Teatro, inspirado en el cuento de La sirenita, pero con un aviador y un mágico ser alado.

Leandre el Clown muestra su poético humor en «Rien à dire» (Nada que decir). ©Alejandro Ardilla

Titiritrán Teatro llega con Rosa Caramelo, dedicada a la igualdad. Mientras que en Kalek, El Retablo trata el tema de la libertad con la historia de un potrillo salvaje capturado y domado por los hombres. Además, esta misma compañía madrileña recupera su multipremiado El gato Manchado y la golondrina Sinhá, un éxito de Teatralia 2000.

Es uno de los “guiños al pasado” del festival, que en este aniversario también repone su primer espectáculo de magia: Concierto para baraja y piano, del Mago Migue, así como el reciente Premio de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud, Las aventuras de Huckleberry Finn, de Ultramarinos de Lucas, estrenado en Teatralia 2007.

Sólo una pequeña muestra de la interesante programación que se puede disfrutar del 5 al 28 de marzo en 44 escenarios repartidos por 27 municipios de la Comunidad de Madrid.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre