• Rosario Pardo protagoniza Los últimos días de la nieve, un texto de Alberto Conejero que da voz a la viuda del poeta Miguel Hernández.


Totalmente desconocida para muchos, y para otros sólo la destinataria de algunos poemas de El rayo que no cesa, Josefina Manresa, viuda del poeta Miguel Hernández, toma la palabra en Los últimos días de la nieve, un texto de Alberto Conejero en el que la mujer de carne y hueso olvidada por la historia nos hace partícipes de sus secretos.

Desde su taller de costura de Elche, donde trabaja y guarda su mayor tesoro: las cartas de Miguel, Josefina rememora su vida entre puntada y puntada.

Una vida llena de poesía y amor, pero también de sufrimiento y ausencias: la de su padre, un guardia civil asesinado por los republicanos por su ideología conservadora, y la de su esposo, al que vio morir de hambre y frío en un penal franquista.

Recuerdos

Entre hilos, agujas, retales y una vieja máquina de coser, Josefina revive su primer encuentro con el poeta, el primer soneto que le escribió, la muerte de su primer hijo… mostrándonos a “una mujer excepcional, por su capacidad de amar y de perdonar, y por su resiliencia absoluta”, afirma Conejero.

Una mujer que tuvo “más cartas que sábanas” con su esposo, y que “quiso olvidar parte de su relación para poder sobrevivir”, explica el dramaturgo, que cree que “ella amó al poeta por encima del hombre, o pese al hombre”, y que su amor se sustentó “por la palabra”. Por eso, él ha querido “reconocerle su derecho a pasar página para dejar de ser una víctima”.

Tirando de las memorias de Josefina, de su correspondencia con Miguel, y del poemario del autor, el dramaturgo ha construido un texto que, “desafía el relato masculino de la Guerra Civil”, y pretende servir de homenaje “a todas las mujeres que atravesaron, con una fuerza infinita, los años oscuros de nuestra historia reciente”.

Un texto que, gracias a la entrega de la actriz Rosario Pardo, impulsora del proyecto, el director Chema del Barco ha convertido en un espectáculo de “reconciliación”, sobre la fortaleza femenina, la memoria histórica, la voracidad de los medios y la belleza de la poesía.


Tesón andaluz

Puede que Miguel Hernández fuera alicantino, pero ha sido el empeño de un grupo de andaluces, concretamente de Jaén, el que ha puesto en marcha Los últimos días de la nieve, que vio la luz sobre un escenario el 28 de marzo de 2017 en la localidad jiennense de Quesada. Justo el día en que se cumplían 75 años de la muerte del poeta, y en el lugar en que nació su esposa, musa y defensora de su legado.

Fue la Diputación de Jaén, propietaria del legado de Miguel Hernández, quien buscó un equipo natural de la provincia para llevar a cabo este proyecto artístico, en el que Rosario Pardo, intérprete jiennense, ha participado desde el principio, dejándose la piel y los ahorros. Ella fue quien propuso a Alberto Conejero, de Vilches, como dramaturgo, y a Chema del Barco, de Villacarrillo, como director.

Conejero considera que este nuevo texto suyo está, de alguna manera, “hermanado con La piedra oscura”. “Porque habla de la memoria y del olvido; del trato que hemos dado a nuestro poetas; de los exiliados y encarcelados”; y porque en ambos casos sus protagonistas son “personas que han estado al lado de grandes figuras de nuestra historia literaria”.


  • LOS DÍAS DE LA NIEVE
  • Teatro del Barrio: C/ Zurita, 20
  • HORARIOS: Sábados, 22:30h. Domingos, 20:30h.
  • FECHAS: Del 7 de abril al 13 de mayo de 2018
  • PRECIOS: De 16€ a 18

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre