“Ser o no ser”, se preguntaba el Hamlet de Shakespeare. Y precisamente esta frase sirve para dar título a la función que la compañía El Gato Negro lleva a las tablas del Fernán Gómez, convertida en la idea central de esta historia, en la que un personaje secuestra al actor que lo interpreta con la intención de ‘ser’.

alberto_castrillo_ferrer

Alberto Castrillo-Ferrer secuestrado por su personaje.

Raúl es el nombre de ese actor ‘acallado’ por su propia creación. Y todo por intentar hacer realidad el sueño de su vida, que no es otro que llevar a escena los mejores monólogos de Shakespeare en un solo espectáculo, sin ningún hilo argumental que los una; sólo Hamlet, Macbeth, Otelo y el rey Lear desfilando uno tras otro a través de su interpretación, como si de un “cocktail shakespiriano” se tratara.

El secuestro

Pero en medio del proceso creativo, mientras Raúl busca en su interior cada uno de esos históricos personajes, de él surge otro que no tiene nada que ver con su objetivo. Una figura que, en su opinión, es “demasiado burda, demasiado cómica”, muy alejada del intérprete serio y pretencioso que los demás le dicen que tiene que ser… Y cuando intenta acallarlo, las cosas se tuercen. El personaje se rebela; no está dispuesto a que le arrebaten su existencia, por efímera que sea, y decide secuestrar al actor. Se queda con su cuerpo, se apropia de él; ahora es él quien decide ‘existir’.

Alberto Castrillo-Ferrer, discípulo de Marcel Marceau, interpreta este monólogo que juega al teatro dentro del teatro, bajo el subtítulo de “Una cómica tragedia”. Y es que este espectáculo “tira del humor (a veces inocente, y otras más cáustico), para abrir el alma del espectador” al mensaje que quiere transmitir. Pues, como explica el propio Castrillo-Ferrer, esta historia, en la que el público actúa de ‘partener’, “es una metáfora de las cosas que pasan en la vida, de cómo las circunstancias, las modas, te obligan a actuar de una manera determinada, incluso dejando de ser tú mismo”.

Escrito y dirigido por Luca Franceschi, el texto llega a España avalado por más de 300 representaciones de su versión francesa, protagonizada por el propio Franceschi.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre