• Lleva a los escenarios las “memorias eróticas” de Toni Bentley en un monólogo en el que habla abiertamente de la sodomía.


Titulado La rendición, el libro de la norteamericana Toni Bentley ha causado sensación en la casi veintena de países en los que ha sido publicado. En unos ha provocado admiración y diálogo, en otros, escándalo y controversia. Isabelle Stoffel pertenece al primer grupo: “Me enamoró desde el primer momento. Es el testimonio honesto de una mujer que se atreve a hablar del deseo sexual sin tapujos”, dice la actriz, que llegó al texto gracias a la recomendación de su amigo Jonás Trueba.

Hablando sin tapujos

Esa honestidad fue lo que atrajo a Stoffel, que enseguida se puso manos a la obra para adaptar la novela al teatro, algo que, confiesa, no había hecho antes. “La voz del libro me invitó desde las primeras líneas a imaginarla bajo la luz de un tratamiento dramático íntimo y sincero, como el propio libro”, comenta la intérprete.

La función derrocha erotismo y sensualidad.

Así, a través de un monólogo mezcla de “cabaret literario y libertino”, como lo describe Sigfrid Monleón, el director del montaje, la protagonista de la función nos habla de su encuentro con la espiritualidad a través de la sexualidad. “Ella alcanza la trascendencia a través del sexo anal”, especifica Stoffel.

La personificación

Quizá por eso, por hablar de una manera muy directa de un tema que incluso en nuestra era moderna es considerado un tabú, especialmente para una mujer, Bentley dudaba de que pudiese llevarse a escena, aunque confiesa que siempre estuvo en su mente que su obra se convirtiera en montaje teatral.

Eso sí, para llevarlo a cabo se necesitaba “una actriz con una pasión poco común, convicción, talento y gran valor para hacerlo funcionar”, apunta la autora. Y, en su opinión, “Isabelle Stoffel es esa actriz”.

Stoffel, por su parte, está encantada con el proyecto, que estrenó con gran éxito en la sala Microteatro Por Dinero, donde estuvo tres meses en cartel con llenos desde el primer día, y donde la encontró Ernesto Caballero, que no dudó en programarla en su primera temporada al frente del Centro Dramático Nacional.

Ahora, la actriz nos invita a acercarnos a la historia de esta mujer, a quien asegura podremos llegar a entender, “más allá de las preferencias sexuales de cada cual”. En su opinión, “es imposible resistirse a la atracción de su relato, porque éste se abre y nos succiona hasta sus mismas entrañas, donde ella se siente renacer, libre y gozosa”.



  • LA RENDICIÓN
  • Teatro María Guerrero: C/ Tamayo y Baus, 4
  • HORARIOS: Martes a sábado, 19:00h. Domingos, 18:00h. 
  • FECHAS: Del 18 de enero al 17 de febrero de 2013
  • PRECIOS: De 8€ a 16


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre