Alemania rinde su particular tributo al 44ª presidente de Estados Unidos. Franckfurt ha puesto letra y música a la vida del primer mandatario norteamericano de raza negra. Se llama Hope (esperanza, en inglés), y es todo un homenaje al que, curiosamente, se ha ‘bautizado’ como “la gran esperanza blanca”.

Los cantantes Jimmy Wilson y Della Miles ceden sus voces y su imagen a Barack y Michelle Obama, aunque también desfilarán por el escenario dobles musicales de diferentes personajes del panorama político estadounidense, como los republicanos John McCain y Sara Palin, derrotados en las pasadas elecciones; o la número 3 en la candidatura demócrata y actual secretaria de Estado, Hillary Clinton; o incluso la mismísima madre de Michelle, que reside en la Casa Blanca junto al matrimonio presidencial y sus dos hijas.

yes, we can!

La historia comienza hace 20 años, cuando Obama trabajaba como organizador comunitario en Chicago, y llega hasta la campaña presidencial estadounidense de 2008.

En una mezcla de inglés y alemán, los espectadores podrán escuchar canciones de amor del presidente estadounidense a su esposa, y reconocer fragmentos de los discursos que los políticos pronunciaron durante la campaña. De hecho, la puesta en escena incluye canciones como Rock the vote, Help somebody, o Yes, we can!, basada en el lema del candidato demócrata.

El musical, estrenado hoy en la sala de conciertos Jahrhunderthalle de Frankfurt, reúne a un total de 30 actores, cantantes y bailarines de primer nivel, con experiencia en superproduccciones como Cats, El rey león o Sisterella. Posteriormente, emprenderá una gira por el territorio alemán.

obamanía

No es la primera vez que la figura del mandatario estadounidense es objeto de un espectáculo musical. El año pasado se estrenó en Londres Obama on my mind, y en Nairobi, Kenia, vio la luz Obama: el musical. Y es que la obamanía no tiene límites.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, pon aquí tu nombre