Vladimir Cruz: un dios cubano en Fuenteovejuna

Estará en el Teatro Fígaro del 4 de agosto al 5 de septiembre
Gema Fernández|
Actualizado el Martes 03/08/2010
comparte
últimas noticias

El comendador de la Orden de Calatrava, Fernán Gómez de Guzmán, tiene un nuevo rostro, el del actor cubano Vladimir Cruz, conocido por su papel en Fresa y chocolate. Él y la compañía Mefisto Teatro traen a las tablas del Fígaro una nueva versión de Fuenteovejuna, donde la cultura afrocubana dará un toque diferente al clásico de Lope de Vega.

Por las atrocidades y abusos cometidos, el malvado personaje que interpreta Vladimir volverá a morir asesinado a manos del pueblo de Fuenteovejuna, pero lo hará al son de la música y la danza cubanas. El propio actor nos cuenta las novedades de este original montaje que estará en el teatro Fígaro desde el 4 de agosto y hasta el 5 de septiembre.

Fuenteovejuna_Mefisto

Cruz es el comendador, investido como el dios Changó.Fidel Betancourt

Sones y dioses afrocubanos

Presentáis un clásico como Fuenteovejuna totalmente renovado. ¿Cómo es la versión que Mefisto Teatro ha hecho de la obra de Lope de Vega?
El proyecto surgió el año pasado, por una invitación del Festival de Almagro a participar en esa edición dedicada a Lope de Vega. Nosotros elegimos una de las obras más representativas del autor, Fuenteovejuna, y quisimos darle un toque especial, enfrentarnos a un clásico español desde el punto de vista de otras culturas. Hemos hecho algunos recortes e introducido algunos escritos de José Martí para el personaje de la hechicera, que hemos creado por el carácter ceremonial que le hemos dado a algunos momentos de la obra, como la escena de la investidura del comendador. No obstante, mantenemos el mensaje y el texto de Lope, y lo original de nuestra versión es cómo está contada, la puesta en escena, que parte de la cultura afrocubana. Los colores, el ritmo, el movimiento… están impregnados de esa cultura tan gráfica y expresiva, por lo que quizás a los que conozcan la obra les sorprenda.

Y ¿cómo se casa un clásico como Lope con la cultura afrocubana?
Los clásicos infunden mucho respeto, pero creo que hay que acercarse a ellos con frescura y desenfado, no son un museo, hay que reinterpretarlos. En nuestro caso, hemos reflejado algunos personajes a nuestra manera, asociándolos con dioses de la cultura afrocubana. Por ejemplo, el comendador, al que yo interpreto, lo hemos asociado con Changó, que es el dios del trueno, de la guerra; es muy viril… Características todas ellas que le venían como anillo al dedo a este personaje, que se comporta igual que él, sólo hemos añadido todo un mundo de referencias, de música, danza, color, que corresponden a ese dios afrocubano. Más que ir en contra del original, lo que hacemos es apoyar el personaje con estas referencias autóctonas de Cuba.

Se podría decir entonces que en esta versión lo humano y lo divino se fusionan…
Sí, porque la religión afrocubana es muy pagana, como la griega, y los dioses se comportan de forma muy humana: son veleidosos, caprichosos, borrachos…

Se ha llegado a decir que la obra es un fiel reflejo de la situación política de Cuba. ¿Habéis pretendido darle ese tinte político?
Si la versión tiene un carácter político es porque la obra en sí, el clásico de Lope, tiene ese carácter. Habla de un pueblo que se subleva, que se opone a un tirano, y, lamentablemente, eso ha pasado y sigue pasando en muchas partes del mundo, pero nuestra intención no ha sido nunca hacer referencia a la política cubana actual.

Vladimir_Cruz

El personaje de Cruz también tiene miedo.F. Betancourt

El malo, ¿malísimo?

Tu papel es el de un malo, malísimo, pero también has interpretado muchos galanes, ¿con qué te quedas?
Se supone que para los actores los personajes de malo son mejores, porque son mucho más ricos, tienen más matices, pero depende del personaje. Creo que lo ideal es encontrar el lado malo cuando te toca hacer de bueno y al contrario, porque el actor siempre tiene que justificar su personaje, no puede juzgarlo, se tiene que meter en su piel, tiene que entenderlo, sentirlo…

¿Cuál sería el lado bueno del comendador?
Hay que situarlo en la época en la que fue escrito, donde los señores estaban por encima de los pueblos, que eran los villanos. Eso era así, no lo decidió él, de ahí que sienta que está por encima de Fuenteovejuna. El hecho de que le gusten las mujeres y las persiga no es un problema suyo, sino de la época; entonces era normal el vasallaje. Pero también tiene un lado seductor, un lado valiente, y también tiene sus debilidades, como tener miedo cuando se ve amenazado… Y esos son los matices que hay que encontrar cuando te metes en su piel. Yo no puedo pensar que el comendador es malo, simplemente es así, y sólo trato de buscar en mi interior el origen de esas características.

¿Se parece en algo el comendador a Vladimir Cruz?
Hay cosas que están más cerca y otras que están más lejos. Me siento cerca de él en cuanto a la sensualidad, la relación con las mujeres, pero ya no soy ese jovencito que empezó haciendo de galán, he madurado y me es más fácil hacer un personaje de esta potencia. Eso sí, su tiranía y crueldad están mucho más alejadas de mí.

De actor a guionista y director

Has hecho cine, teatro, televisión, escribes guiones… ¿Con qué te quedas?
Prefiero el teatro y el cine. El primero porque es mi escuela y es lo que más he hecho. Creo que es un medio que te hace ser más humilde, te enfrenta a tus propios límites como actor y te obliga a darlo todo cada noche en el escenario. Es un taller donde te entrenas y te permite profundizar en tu personaje. Y el cine me gusta por el alcance que tiene, porque te ofrece ese primer plano que el teatro no te permite, pero en el cine y la televisión tienes que llevar las armas afiladas de antemano, porque los tiempos son más cortos. En cuanto a escrbir, empecé a hacerlo para poder actuar, porque pensé que si no me ofrecían la historia que quería hacer, tendría que escribirla, y eso es lo que he hecho. Comencé como un juego, con el guión para un corto, y después ha venido un largometraje, y ya he codirigido una película… Creo que un actor se alimenta de todo, y a mí lo que más me gusta es actuar, y dirigiendo y escribiendo aprendo más a interpretar.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?
Lo más inmediato es la temporada de Fuenteovejuna en Madrid, después iremos a Barcelona, y hasta fin de año estaremos de gira con ella. Mientras tanto, está a punto de estrenarse la película que he escrito y codirigido con Jorge Perugorría y se llama Afinidades. Acabo de hacer una película en México con Arturo Ripstein, basada en los últimos días de Madame Bovary, y titulada Las razones del corazón. Se estrenará a finales de año, y tengo otro largometraje entre manos para principios de 2011, en el que voy a actuar y que he coescrito.

No se han encontrado fichas para esta cartelera.

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Smoking room Adaptación teatral de la película "Smoking room", de Julio Walovitz ...
PUBLICIDAD