Viaje a los infiernos de Quevedo

Juan Echanove vuelca su alma en las simas más profundas de Los sueños quevedescos, que suben a escena de la mano del tándem Vera-Collado
Gema Fernández / Fotos: Javier Naval|
Actualizado el Miércoles 12/04/2017
comparte
últimas noticias

Sin adornos, “yendo a lo más profundo de la herida”. Así describe Francisco de Quevedo lo que ve, y así es como lo refleja Gerardo Vera en Sueños, un montaje que, con versión de José Luis Collado, revisita sobre las tablas algunos de Los sueños de juventud del que fuera “gran cronista de la realidad española” del XVII. Una realidad “donde todo olía a podrido, presa del ocio y de la ignorancia”, que al director le recuerda mucho a la actual.

Ensoñaciones

Con una puesta en escena “abstracta”, a medio camino entre la realidad y la ficción, y mezclando recuerdos y personajes reales y ficticios, la función nos introduce en “una especie de pesadilla previa a la muerte”, en la que Quevedo “relee los sueños que escribió de joven para ver si pasan el examen del tiempo, y es ahí cuando encuentra las respuestas a los comportamientos humanos”, relata Juan Echanove.

El actor, metido en la piel de un moribundo Quevedo, se zambulle de lleno en “la lúcida mente de quien supo describir a la perfección la decadencia del imperio español” para, con la lógica inconexa de los sueños, mostrarnos algunos de los momentos más importantes de su vida y de su realidad.

La corrupción, el menoscabo de los valores, la pérdida de la fe, el aprecio del dinero por encima de todo, el amor, el compromiso moral y la muerte son algunos de los temas que reflejan estas ensoñaciones, en un escenario convertido en un “infierno blanco” en el que Quevedo se nos muestra como un hombre “vital, vehemente y apasionado”, alguien que, “sin transiciones”, pasa de estar enamorado a ser violento, colérico o derrotista, explica el intérprete.

Un infierno en el que no falta un coro de condenados y demonios humanos, por el que también pasan el Duque de Osuna, o el escritor Juan Pérez de Montalbán. Personajes reales y figurados, como la envidia, el dinero o el desengaño, a los que dan voz Óscar de la Fuente, Markos Marín, Antonia Paso, Lucía Quintana, Marta Ribera, Chema Ruiz, Ferrán Vilajosana, Eugenio Villota y Abel Vitón, y que “pasan del amor al odio y de la ternura a la violencia en un segundo, sin perder la verdad y la emoción”, dice el director.

Personajes que harán que los espectadores caigan en las simas más profundas de esos sueños que, “expresados de la forma más bella”, guardan un gran parecido con nuestros días. Y es que –dice la compañía–, éste es un montaje “muy comprometido con la realidad, con lo social”, pero también “con lo poético”.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD