Un retrato de la sensibilidad femenina

Almudena Grandes cumple su sueño de ver en escena una de sus novelas
Atlas de geografía humana cobra vida gracias al Centro Dramático Nacional
Gema Fernández|
Actualizado el Jueves 13/12/2012
comparte
últimas noticias

Ver sobre las tablas todo el universo femenino creado en su Atlas de geografía humana, una novela de 500 páginas condensada en 70 minutos de pieza teatral, es todo “un milagro” para Almudena Grandes, quien había tirado la toalla en este género, y ahora ve su antiguo sueño realizado.

“El teatro es la gran frustración de mi vida”, asegura la novelista, que confiesa que lo intentó hace tiempo, sin éxito. Ahora, su anhelo se ha visto materializado gracias al ciclo De la novela al teatro creado por el Centro Dramático Nacional; a Luis García-Araus, que se enfrentó a la adaptación teatral de este libro que no había leído; y al director Juanfra Rodríguez, con el que la escritora se reencuentra tras los años de la movida madrileña.

Atlas de geografía humana ya había sido llevada al cine por Azucena Rodríguez, y había sido versionada con un punto más localista para la televisión chilena. Pero la adaptación teatral era una asignatura pendiente para este relato escrito hace quince años.

Los rostros

Arantxa Aranguren, Ana Otero, Nieve de Medina y Rosa Savoini son las encargadas de dar vida sobre el escenario a las cuatro protagonistas de esta historia: Fran, Ana, Rosa y Marisa, respectivamente.

Todas ellas comparten trabajo y confidencias en el departamento de obras de consulta de una gran editorial, que les ha encargado la confección de un atlas por fascículos. Así, mientras investigan, buscan materiales y fijan datos, iremos descubriéndolo todo sobre ellas: su soledad e inhibiciones, sus decepciones y sueños truncados, pero también sus fantasías y pasiones, sus amores inconfesados, su dureza y su ternura, sus derrotas y sus grandes conquistas.

Una mirada al mundo

“Retrata muy bien el mundo femenino”, afirma Aranguren. Y el director aclara pensando en el espectador masculino: “Es una mirada al mundo desde las mujeres, pero no es sólo un montaje para ellas. Es una función para personas”.

Y es que este texto también habla de lugares y épocas comunes a ambos sexos. “Esta novela es una reflexión sobre el paso del tiempo. La escribí para hablar sobre mi generación, los que llegábamos a los 40, los ‘elegidos’ para la gloria; los que habíamos estrenado la libertad y no teníamos complejos porque hablábamos idiomas. Sin embargo, no nos comimos el mundo, y de ese estupor surgió este libro”, dice Grandes.

Eso sí, si en la novela se nos mostraba una España que “vivía la resaca de la Transición”; esos años 80 en los que “todo era ilusión, prestigio político e institucional”, recuerda su autora; en el montaje teatral se nos acerca a la actualidad, que es “el reverso de entonces, con los políticos y las instituciones desprestigiados, y sin saber a dónde vamos”, señala Grandes.

Así, se habla del 15-M, y, en un homenaje al madrileñismo de la escritora, se nombra a la ciudad como el epicentro y germen de muchas reivindicaciones. “Estoy feliz y cabreada, como Madrid. Yo es que soy muy madrileña”, dice el personaje de Rosa en un momento de la función.

La idea es “ofrecer la particular visión de Almudena sobre el amor, el mundo y la vida”, comenta Juanfra Rodríguez. Y, escuchando las palabras de la susodicha, parece que lo han conseguido. “Esta obra es un regalo, y el montaje, espléndido. Es muy gratificante que estas cuatro actrices digan lo que yo he escrito”, asegura Grandes.

En la puesta en escena no falta la música, una “obsesión” del director. Por eso, ha incluido un violinista multitarea en el espectáculo. Recibe al público en la puerta, pone la banda sonora a la acción, da la réplica a las actrices en algunas ocasiones, y hasta interpreta al amante de una de ellas. Con esta fusión, Rodríguez quiere “transmitir esperanza, y alegría”.

Mujeres reales

Fran, Rosa, Ana y Marisa son los nombres con los que Almudena Grandes ‘bautizó’ a las cuatro protagonistas de Atlas de geografía humana. Fran es “una niña bien de izquierdas, con la vida aparentemente resuelta, pero entrará en una crisis absoluta, de la que deberá salir”, relata Arantxa Aranguren sobre su papel. Rosa “es una soñadora que sólo busca ser feliz”, dice Nieve de Medina de su personaje. Ana “se autodefine como una mujer muy peleona, que se ha hecho a sí misma, y que ejerce de catalizador de las otras, porque tiene mucha complicidad con todas ellas”, comenta su intérprete, Ana Otero. Y Marisa “lucha por cambiar su vida y salir de la soledad”, explica Rosa Savoini.

Son mujeres reales, con cuyas vivencias se identifican perfectamente las actrices. “Son muy cotidianas, muy de verdad”, aclara Otero.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Sólo para adultos El provocador one man show del monologuista y mago asturiano Karim ...
Pareja abierta, el musical Gabriel Olivares dirige una versión musical de la mítica obra de Darío Fo. En esta reflexión mordaz sobre el ...
PUBLICIDAD