Un Lorca para desafiar
a la dictadura

Tejido Abierto Teatro presenta su versión de Bodas de sangre
Guillermo Baz / Fotos: Iván Rodríguez|
Actualizado el Viernes 06/12/2013
comparte
últimas noticias

La compañía Tejido Abierto Teatro afronta su tercer montaje de la mano de Jorge Eines, que ha creado una nueva versión de Bodas de Sangre, ubicándola en la España de 1941, con nueve actores que ensayan la obra de Lorca, un autor vetado en la época, como forma de rebelión contra la Dictadura de Franco, quien “se cuela” en la función a través de las notas del Cara al Sol, interrumpiendo a los intérpretes.

Después de haber sido fusilado poco antes de que comenzara la Guerra Civil, García Lorca sigue muy presente en el ensayo de estos actores, que preparan la tragedia sobre una relación prohibida por las familias de los amantes.

Eines asegura que “tenía clara la elección de la obra desde el principio, porque era la que más conocía por haberla trabajado mucho en sus clases”. Aunque en esta versión ha modificado el título original añadiéndole la fecha en la que transcurre la acción: 1941.

Pura humanidad

El montaje cuenta con un gran número de personajes a los que Eines dice “no hay que juzgar. Son contradictorios, inmensos, buenos y malos al mismo tiempo”. Es el caso de Leonardo, el amante protagonista, interpretado por Jesús Noguero, que el actor defiende diciendo que “tiene un montón de motivos que legitiman sus acciones y lo dotan de humanidad”. “Él queda marginado por la familia de su amada por no tener dinero, no es apto económicamente, y eso le traumatiza”, explica el intérprete.

Además, en esa pluralidad de papeles, el actor Mariano Venancio (que se estrena en la compañía) se enfrenta al reto de dar vida a tres de ellos: es el padre, la suegra y una vecina. Transformándose de uno a otro a la vista del público, algo que le pareció “una locura al principio y fascinante después”. Y una labor que también realizan algunos otros miembros del elenco, en el que también se encuentran: Carlos Enri, Inma González, Luis Miguel Lucas, Beatriz Melgares, Daniel Méndez, Danai Querol, y Carmen Vals.

Con este montaje, Eines regresa al Centro Dramático Nacional después de treinta años, incentivado por la invitación del que fuera su alumno y dirige la institución: Ernesto Caballero.

 

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
Amor somos 3 Aterriza en España una obra aplaudida por crítica y público; más ...
El florido pensil Un tierno montaje sobre la enseñanza en tiempos de la dictadura
PUBLICIDAD