Un divorcio que modificó la historia universal

Rakatá estrena Enrique VIII, de Shakespeare, en los Teatros del Canal
Gema Fernández // FOTOS: Cellie Kurttz|
Actualizado el Miércoles 29/08/2012
comparte
últimas noticias

La compañía Rakatá trae a Madrid la última obra escrita por Shakespeare: Enrique VIII, que se centra en el divorcio del rey inglés de su esposa catalina.

Fueron cuarenta años de reinado. Cuatro décadas de monarquía absolutista, en la que Enrique VIII, el segundo de los Tudor, tuvo seis esposas diferentes (amén de numerosas amantes), se enemistó con los Austrias, rompió con la Iglesia Católica Romana, y se estableció como cabeza de la recién creada Iglesia Anglicana.

Él fue una de las grandes figuras de la historia, pero en su persona las pasiones amorosas, la ambición y la política eran un todo, y eso le llevó a divorciarse de su primera esposa, Catalina de Aragón, quien parecía no poder darle un heredero varón. La acción le supuso la excomunión.

enrique viii_rakata
Trío amoroso

Y ése es el quid de la cuestión de la que es la última obra de Shakespare, escrita ochenta años después de los hechos, a petición de la reina Isabel I (hija de Enrique VIII y Ana Bolena).

La trama se centra en el triángulo amoroso formado por el monarca, su esposa, y su entonces amante y futura soberana, Ana Bolena, pero no deja de lado las intrigas palaciegas de la época.

El juicio al duque de Buckingham, Edward Stafford, condenado a muerte porque Enrique le acusa de conspirar contra él para hacerse con el trono, nos muestra las luchas por el poder que existían entre los nobles de la corte. Pero quien mejor personifica esas intrigas es el maquiavélico cardenal Wolsey, primer ministro del rey y el más alto representante del poder católico en esas tierras, cuyo error fue entrometerse en el tira y afloja que el monarca mantenía con la Santa Sede para conseguir la anulación de su matrimonio con Catalina.

‘Made in Spain’

Todo este torbellino de política, religión, amoríos y tensiones cortesanas convierten la obra en un auténtico ‘culebrón’ de época, que no había sido interpretado en España hasta hace unos meses. Un reto que la compañía Rakatá asumió tras la propuesta del Globe británico de participar en sus ‘Olimpiadas culturales’.

“Es un texto muy complejo. Tuve que leerlo varias veces para saber de qué hilo tirar”, comenta Ernesto Arias, el director de la función, quien puso como condición para participar en el proyecto “hacer una adaptación”.

Así, en esta versión ‘made in Spain’ no existe el verso; muchas escenas han sido cambiadas de sitio o reescritas “para dar sentido a la trama”, apunta Arias; y los 40 personajes del original se han reducido a 16, a los que dan vida 14 actores (Fernando Gil, Elena González, Jesús Fuente, Rodrigo Arribas, Alejandro Saá, Daniel Moreno, Óscar de la Fuente Bellido, Alejandra Mayo, Bruno Ciordia, Julio Hidalgo, Jesús Teyssiere, Sara Moraleda, Asier Tartás, y Diego Santos).

Los adaptadores, José Padilla y Rafa Lavín, se han centrado en el personaje más patrio: Catalina, la reina destronada, “porque lucha hasta el final por lo que cree, enfrentándose al poder, sin importarle las consecuencias, y obligando al poderoso Enrique VIII a legitimar su capricho”, dice el director. Él nos promete “una fiesta teatral” sobre el escenario, en la que el público “va a vivir momentos de mucho humor, y otros de intensidad dramática”, y donde no faltarán los bailes y las canciones.

Triunfo en Londres


El pasado 29 de mayo, la lengua castellana sonaba por primera vez en el escenario del Globe, el teatro londinense dedicado a Shakespeare. Y lo hacía con la última obra del dramaturgo inglés: Enrique VIII.

Con el Támesis como marco de fondo, las voces de los catorce actores de la compañía Rakatá hicieron disfrutar al público de una versión española de este clásico que mereció varios minutos de aplausos por parte de los asistentes.

El prestigioso diario inglés The Guardian destacó el montaje como uno de los mejores de cuantos habían pasado por este festival internacional –en el que participaban 37 compañías de 37 países distintos–, resaltando la interpretación de nuestros actores. Una opinión refrendada por el público del Corral de Comedias de Almagro, donde se puso a prueba el montaje con un preestreno muy aplaudido.

En Madrid, el reto es “mantener el espíritu de la función en un teatro más grande y cerrado”, dice el director.

No se han encontrado fichas para esta cartelera.

Deja tu Comentario

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ProgramaTe.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

 
PUBLICIDAD
Recomendaciones
La isla pirata Una aventura pirata dónde encontrarás títeres, piratas, leyendas y ...
Billy Elliot, el musical Uno de los espectáculos más apasionantes hoy en el mundo, llega a Madrid tras once años de gran éxito en el West ...
PUBLICIDAD